¿Por qué la lavadora no centrifuga?

por que mi lavadora no centrifuga

Encontrarse con la realidad de que la lavadora no centrifuga es una constante en miles de hogares. Los problemas con el centrifugado es una de las principales causas de avería de una lavadora y en este artículo vamos a hablar sobre este asunto.

En realidad, cuando estamos hablando de que una lavadora no centrifuga bien estamos hablando de un escenario en el cual podemos encontrarnos en tres realidades bien diferentes y diferenciadas, pero todas ellas con un nexo común: la lavadora no realiza el centrifugado de forma correcta.

Cabe destacar que en muchas ocasiones no existe causa aparente de problema en la lavadora a excepción de no realizar o de no realizar correctamente el centrifugado, son muchas las ocasiones en las que la lavadora funciona de una forma completamente correcta y normal en todos los aspectos excepto en el del centrifugado.

Causas por las cuales una lavadora no centrifuga

Antes hablábamos de tres escenarios en los cuales puede ser habitual encontrarse con que la lavadora no centrifuga, ahora vamos a acercarnos a ellos con un poco más de profundidad y lo vamos a hacer de una forma individualizada.

En primer lugar, debemos hablar de aquellos casos en los cuales la lavadora ni funciona correctamente de forma general ni centrifuga correctamente de modo particular. En este escenario nos encontramos ante un escenario de los más complejos pues no se da esa máxima que se mencionaba en los párrafos anteriores de los casos en los cuales la funciona seguía funcionando con carácter generalmente bien a pesar de no centrifugar correctamente.

Cuando nos encontramos en ese escenario de que la lavadora no funciona bien en general y de que la lavadora no centrifuga tampoco bien en particular podemos tomar algunas medidas verificadoras y de comprobación.

Llegados a ese punto de que la lavadora no centrifuga y tampoco funciona correctamente será el momento de mirar en primer lugar si el motor funciona correctamente, si el mismo no presenta aparentemente problemas será momento de comprobar la correa de transmisión de la bomba.

Tanto la bomba como la polea deben de ser capaces de hacer su función de una forma libre, de no ser así se deberán sustituir ambos elementos. Del mismo modo si la correa presenta desgaste también deberá sustituirse, eso sí, dicha sustitución deberá realizarse después de comprobar que la bomba funciona correctamente.

Cuando se verifique que el motor funciona de una forma adecuada se debe comprobar el cierre de la puerta no vaya a ser este el que impida que el tambor ejecute los giros del centrifugado con normalidad.

El segundo escenario básico es el de una lavadora no centrifuga, pero es capaz de drenar el agua correctamente. En este escenario, una vez más, el primer paso será el de comprobar que el cierre de la puerta funcione adecuadamente. Si eso no fuese así, se deberá reparar este problema a la mayor brevedad posible.

En el supuesto que ahora se está tratando también puede haberse dado el caso de que se haya roto el acoplamiento del motor, debemos tener presente que la rotura de este elemente de plástico y caucho es bastante frecuente, por supuesto si ese es el caso este elemento también deberá ser sustituido.

En el caso de que la lavadora drene, pero siga dándose el caso de que la lavadora no centrifuga a veces también podría ser que se haya dado el caso de que alguna de las correas de la lavadora se ha roto. Como en todos los casos, si lo que ha sucedido es que una de las correas se ha estropeado la misma deberá ser cambiada de inmediato, pero en este caso con más ahínco aún sí cabe pues se trata de una de las piezas fundamentales para el funcionamiento de la lavadora en su conjunto.

Si lo que sucede es que el motor tiene un funcionamiento anómalo dado que el mismo va al ralentí entonces no quedará otra solución que cambiar el mismo por completo.

las causas por las cuales una lavadora no centrifuga pueden ser varias

La lavadora no centrifuga y hace ruido

Una variable de lo anterior la encontramos en que la lavadora no centrifuga y hace ruido adecuadamente pero sí que lo hace, concretamente hablamos del supuesto de una lavadora que realiza el centrifugado pero que lo realiza con un nivel de sonoridad y de ruido que no es el habitual, que lo hace con un nivel de ruido muy elevado, en este caso lo más habitual es que el problema se encuentre en el conjunto de cojinetes existentes.

Y el tercero de los principales escenarios posibles que podemos encontrarnos es el de una lavadora que centrifuga únicamente teniendo que golpear la puerta fuertemente o algo por el estilo, en este caso lo más probable es que el problema se encuentre en un mal cierre de la puerta pues si la misma no es capaz de cerrarse por completo y el sistema no la detecta como bien cerrada no permitirá que se ejecute el centrifugado.

La lavadora no centrifuga ni desagua

Los tres escenarios anteriores nos sitúan en el punto de comprender el alcance principal de los mismos, pero ellos no nos conducen a conocer los motivos concretos por los cuales una lavadora no centrifuga ni desagua del mismo modo como lo había venido realizando hasta ese momento. Para conocer todo lo anteriormente expuesto aún deberemos adentrarnos en un grado mayor de detalle.

Las causas eléctricas son algunas de las causas más comunes de fallo en los centrifugados, puede darse el caso de que existan fallos en el cable de conexión eléctrica y que ello no permita que el centrifugado pueda llevarse a cabo.

Los tubos de desagüe también son otro de los elementos causantes de muchos problemas de centrifugado. Concretamente en estos casos el problema parte de los atascos que se puedan producir en dichos tubos, al tener un exceso de suciedad o -directamente- encontrarse los mismos atascados- puede producirse que por efecto cadena ello ocasione distintos problemas en el conjunto del sistema, y muchos de esos problemas pueden ir asociados a los ciclos de lavado y de aclarado, pero también pueden ir asociados en muchas ocasiones a los ciclos de centrifugado.

Revisar la bomba de agua y motor de la lavadora

Ya se ha mencionado la bomba de agua, pero conviene detenerse en ella de un modo más particular pues es otro de los grandes motivos que llevan a producir el hecho de que una lavadora no centrifuga. Los problemas de bomba también son muy comunes y el tener que sustituir las mismas por ocasionar problemas con el centrifugado (y con cualquier otra parte de los ciclos de lavado) es algo muy habitual.

Lo mismo que en el caso de la bomba sucede con el motor, este también ya se ha mencionado como uno de los elementos que se sitúan dentro de los escenarios de problemas es con el centrifugado, pero además conviene detenerse también detalladamente en el mismo pues por si mismos ya es una de las causas más comunes de problemas en el centrifugado, especialmente por problemas de quemado del motor.

Y, finalmente un motivo que puede resultar sorprendente para muchas personas pero que es mucho más común de lo que la gente se piensa los problemas de centrifugado tienen que ver con la acción directa de las personas y no con un problema mecánico de ningún tipo en la lavadora. En muchas ocasiones el problema se debe a sobrecargar la lavadora de ropa o cargarla con piezas muy pesadas que causan o apelmazamiento de estos o una mala distribución de los pesos dentro del tambor y ello causa los problemas de que una lavadora no centrifuga.

Como últimos apuntes vamos a ver algunas de las recomendaciones generales que se pueden dar para evitar los problemas de que una lavadora no centrifuga, así como de intentar alargar lo máximo posible la vida útil de la misma.

Con respecto a lo anterior, decir que una buena medida es hacer una revisión sistemática en las mangueras buscando intentar localizar posibles zonas torcidas que generen cualquier tipo de obstrucción. También resulta una buena medida el revisar periódicamente todos los cierres de todos los compartimentos que puedan existir, verificar que la puerta cierra bien, que los cajetines encajan perfectamente y que todo está en su sitio es otra de las formas de evitar problemas y de garantizar un buen funcionamiento.

Dar un vistazo visual a todos los elementos visibles de forma periódica y tocarlos buscando posibles anomalías como desgastes o mala colocación es otra de las medidas que se deben tener como rutinarias para evitar problemas como el de que una lavadora no centrifuga.

Medidas para evitar problemas en la lavadora

Y, para terminar, algunas de las medidas que se deberían tener presentes de tomar para garantizar que la lavadora no centrifuga son, por ejemplo, las de no cargar excesivamente la lavadora, no mezclar ropa muy poco pesada con rompa muy pesada, realizar un uso correcto del detergente y de los demás productos que se le pongan al ciclo y por supuesto la lavadora debe mantenerse limpia de una forma adecuada y dejar la puerta abierta para evitar que la misma genere condensación en su interior, que se vaya dañando y que ocasiones otros problemas asociados a esa circunstancia.

¿Por qué la lavadora no centrifuga?
4.7 (93.33%) 6 votos