Cómo eliminar el mal olor de la lavadora

articulo para quitar el mal olor de la lavadora

Eliminar el mal olor lavadora es una de las cuestiones básicas que se requieren en un proceso de limpieza y es que en muchas ocasiones las lavadoras ya no se ensucian tan sólo estéticamente de una forma apreciable a la vista, sino que además, esa suciedad acaba causando malos olores, olores desagradables que pueden terminar impregnando la ropa que se quiere limpiar en la lavadora o, incluso, en el peor de los casos desprenderse por todo el lugar donde se tenga instalada la lavadora, etc.

Disponer de una lavadora limpia y en perfectas condiciones de funcionamiento es una necesidad en cualquier hogar. El uso de jabón, así como el cúmulo de suciedad, pelusas, grasas y otros elementos que con el paso del tiempo pueden irse desprendiendo suponen una fuente de bacterias para cualquier lavadora.

Si a ello le sumamos la humedad, y otras variables, nos encontramos son el caldo de cultivo perfecto para que la misma se vaya tornando en algo sucio que puede generarnos muchos problemas, por ello resulta importante revertir todos estos efectos y mantener la lavadora limpia como si fuese el primer día.

Eliminar el mal olor de la lavadora es fácil

Sin duda alguna, la aparición de malos olores en una lavadora es algo que no resulta nada agradable y puede suponer un innegable problema, pero a la vez también debe decirse que eliminar mal olor lavadora es fácil si se toman las medidas adecuadas.

La primera recomendación general que puede darse es que cualquier lavadora debe de mantenerse limpia de una forma regular y cuando se dice que debe mantener una limpieza de forma regular en la lavadora quiere decirse que debe hacerse de una forma constante, sin dejar pasar mucho tiempo y sin permitir que la suciedad se vaya acumulando ni consentir que los malos olores se vayan generando.

Otra recomendación general que se debe dar para que una lavadora se mantenga a salvo de los malos olores es mantener la puerta siempre abierta o, como mínimo, entreabierta cuando la misma no se está usando. Dejar una lavadora cerrada es el primer foco de malos olores que se puede dar y es un foco muy importante, pues se impide el aireado correcto de la lavadora y se puede generar una gran cantidad de moho, así como de acumulación de humedad en general que conduzca rápidamente a la existencia de malos olores.

Después de cada lavado es una buena recomendación pasar un paño capaz de absorber la humedad restante por dentro del tambor, esta recomendación será más intensa según el nivel de humedad que exista en el ambiente del lugar donde residamos, a mayor humedad ambiental mayor necesidad de pasar el paño absorbente después de cada lavado para evitar la acumulación de humedad y la aparición de malos olores.

Tampoco resulta nada recomendable para evitar los malos olores el mantener la ropa dentro de la lavadora una vez ya se ha lavado y está a la espera de ser tendida. Una vez más, ello será un foco de acumulación de humedad y de creación de moho, lo que a su vez será un nido para la creación de malos olores y corresponderá entonces tener que eliminar mal olor lavadora que haya aparecido.

Una lavadora es una lavadora, no es un cubo donde tener almacenada la ropa sucia hasta el momento de ser lavada, es importante diferenciar estos dos espacios y es una mala costumbre (y otro importante foco de generación de malas olores) el ir acumulando la ropa sucia dentro del tambor a la espera de que el mismo se llene y entonces cerrar la lavadora y limpiar.

Sin ningún tipo de lugar a dudas, la práctica adecuada es dejar acumulada la ropa sucia en un cubo fuera de la lavadora destinado específicamente a tal efecto y luego, cuando el mismo ya esté lleno o cuando deseemos, pasarlo a dentro de la lavadora para realizar el ciclo de lavado y una vez finalizado el mismo retirar la ropa de la lavadora, tenderla y listos.

consejos para eliminar el mal olor de la lavadora

Mantén tu lavadora libre de malos lores

Para eliminar los malos olores en la lavadora también debe mantenerse una buena limpieza del filtro de la lavadora. La acumulación de restos en el mismo es un nido potencial de malos olores importante. Cada modelo de lavadora en particular tiene unas indicaciones concretas para realizar la limpieza de éste, por lo que siempre deberán seguirse las especificaciones de cada fabricante para llevar la tarea a cabo. Ahora bien, puede decirse que, en todos los casos, el proceso de limpieza de un filtro acostumbra a ser extraordinariamente fácil.

El cajetín del detergente es un lugar donde se van acumulando muchos restos y de no eliminarlos con el paso del tiempo la aparición y malos olores resultará inevitable, para que ello no sea así cómo mínimo de forma mensual se debería desmontar el cajetín de la lavadora y limpiarlo en profundidad. Nuevamente esta tarea tiene por costumbre ser muy fácil y no entraña ninguna mayor dificultad.

Una recomendación que no resulta siempre necesaria, pero que es interesante para aquellos largos periodos de tiempo en los cuales la lavadora no vaya a tener ningún tipo de uso (un buen ejemplo de ello es para aquellos periodos en los que estamos de vacaciones fuera del hogar) es cerrar la llave de paso de agua general que alimenta a la misma. A veces, un mal estado de los mecanismos de cierre o lo que fuere puede ir provocando pequeñas filtraciones de agua y, con el paso de los días, ese cúmulo ir generando malos olores y otros problemas, etc.

Realizar programas de agua caliente que incorporen lejía es una buena manera de que la lavadora se mantenga limpia y, además, no será ni necesario desaprovechar energía eléctrica ni agua para hacerlo, no será necesario efectuar ciclos de lavado extras con la lavadora vacía ni nada por el estilo, lo que puede hacerse es aprovechar aquellos ciclos donde se lava ropa blanca en los cuales ya se hace uso de la lejía y del agua caliente para que sean estos mismos los que hagan ese proceso del limpieza, tendremos así un dos en uno en toda regla: se tendrá un ciclo de lavado común y el mismo servirá a la vez para eliminar el mal olor de nuestra lavadora.

Todo lo que se ha dicho en los párrafos anteriores a lo largo de todo este artículo ha servido para mencionar indicaciones generales y soluciones particulares e individualizadas para eliminar mal olor lavadora y para mantener una limpieza general de la misma adecuada, pero ello no resulta óbice para que de una forma más o menos recurrente (la frecuencia dependerá del nivel de uso que se le dé a la lavadora, de la cantidad de suciedad que se acumule, etc.) dicha lavadora no sea limpiada a fondo de una forma general y completa, y es que ello debe sin ningún tipo de duda ser así para garantizar óptimamente la limpieza de la misma y la ausencia de malos olores en esta.

Consejos para la limpieza de la lavadora

Para limpiar una lavadora existen distintas formas, mecanismos y sistemas, pero lo importante es que sea cual esa la opción que se escoja la misma sirva para hacer una limpieza completa y global, es importante que no se quede en lo parcial y concreto, sino que sirva para hacer una limpieza en profundidad de toda ella pues ello es lo que contribuirá enormemente también a eliminar el mal olor de la lavadora.

Como quitar el mal olor de la lavadora con vinagre

Opciones para limpiar una lavadora a fondo se encuentran por ejemplo en el vinagre blanco. Para aplicar el vinagre blanco para estos menesteres lo que deberá hacerse es poner tres trazas de vinagre blanco dentro de un tambor vacío y realizar en el mismo un ciclo de lavado entero. ¡Ya has conseguido limpiar la lavadora con vinagre!

Como quitar el mal olor de la lavadora con lejía

Una variable de lo anterior se encuentra en la lejía y otra variable más se encontraría en el ácido cítrico, en el primero de los supuestos se estaría hablando de una variante de lo que se mencionaba en líneas anteriores de hacer con ropa, pero en esta ocasión al hacerlo sin ropa se focalizaría el asunto en la limpieza y, en el segundo de los supuestos se estaría hablando de incorporar unas tres cucharadas de ácido cítrico dentro del tambor y hacer un ciclo entero a la máxima temperatura que se prueba como una opción increíble para eliminar la aparición de hongos que podrían llegar, incluso, a contaminar la ropa.

Y hasta aquí las recomendaciones generales y concretas para mantener una lavadora limpia y para eliminar los malos olores de la lavadora, tan sólo mencionar una cosa más: más allá de todo lo anterior, más allá de todas las indicaciones que se han dado para hacerlo y de los motivos que se han dado para realizarlo se tiene que tener presente que mantener una lavadora limpia y, por ende, carente de malos olores permitirá que la lavadora ya no sólo se mantenga en buenas condiciones, sea higiénico y no se llegue a contaminar la ropa, sino que también servirá incluso para lograr un ahorro de agua y de uso de detergente y suavizante, pues al funcionar mejor su consumo resultará más óptimo.

Cómo eliminar el mal olor de la lavadora
4.8 (95%) 8 votos