Los diferentes tipos de cierres metálicos

te contamos que tipos de cierres metálicos existen

Existen distintos tipos de cierres metálicos en el mercado, cada uno con sus particularidades concretas. Si desea conocer un poco más sobre los distintos tipos de cierres metálicos existentes en el mercado siga leyendo este artículo, en las siguientes líneas intentaremos aportar un poco de luz al respecto.

En las siguientes líneas encontrará de forma desglosada cada uno de los tipos de cierre metálico, lo que a su vez le permitirá determinar cuál es el tipo de cierre que considera más adecuado para su negocio.

¿Qué es un cierre metálico?

En primer lugar, y antes de entrar a desglosar los distintos tipos de cierres metálicos existentes conviene detenerse un momento a analizar aquello que es un cierre metálico, pues sólo desde el conocimiento de aquello que es un cierre metálico usted podrá después descubrir y conocer los tipos de cierres metálicos existentes y cuál de ellos le gusta más y/o considera más adecuado.

Un cierre metálico es aquel elemento de metal que sirve para cerrar la entrada a un espacio. Este elemento de metal se podría definir como una cortina que se encargará de impedir el acceso cuando la misma esté cerrando el paso del acceso.

Dicho de otro modo, cuando hablamos de cierres metálicos estamos hablando de persianas que sirven para cerrar un determinado espacio y que sirven para proteger la entrada, en ocasiones a modo de puerta y en muchas ocasiones como complemento a esta. Las persianas son un elemento esencial en los elementos de protección contra robos.

Tal y como podrá comprobar a continuación no existe un solo tipo de cierre metálico, no existe un único tipo de persiana. Al contrario, existe un gran abanico de tipos de persianas en el mercado y queremos que usted conozca las mismas.

Cierres metálicos enrollables

Los cierres metálicos enrollables son quizá el modo de cierre metálico enrollable más esencial y básico del mercado. Este tipo de cierre se caracteriza por actuar a modo de “rulo” o de “canelón” que se despliega.

Responden a un mecanismo básico que se enrolla o desenrolla manualmente y cubre o descubre la entrada y sirven para cerrar o abrir la entrada del lugar que se desee.

Cierres metálicos automáticos

Cuando se habla de cierres metálicos automáticos en esencia se está hablando de lo mismo que se hablaba en el apartado anterior, pero con una salvedad: en este caso el enrollado y el desenrollado son automáticos.

Los cierres metálicos automáticos también son persianas enrollables pero en este caso no se requiere de un accionamiento manual de la persona para subirla o para bajarla ya que las mismas llevan incorporado un motor y un mecanismo que las sube y las baja automáticamente con la mera presión de un botón de un mando a distancia o cualquier otro dispositivo habilitado para ello.

Cada vez más este tipo de mecanismos se van imponiendo a los modelos manuales por el grado de comodidad que aportan. Además, las mismas resultan ideales para personas con dolores de espalda, dificultades para agacharse o con problemas para levantar peso.

Cierres metálicos de aluminio

En este caso nos encontramos una vez más con una variante de las anteriores, pero en este caso no en cuando a su mecanismo de accionado (manual o automático) sino en cuanto a su material.

Este tipo de cierres metálicos pueden ser manuales o automáticos, pero se caracterizan por ser de un material diferente a sus homologas anteriores, en este caso este tipo de cierres metálicos como su propio indica son de aluminio.

Cierres metálicos ciegos

un cierre metálico ciego

Todos los cierres que se han visto hasta ahora responden al tipo perfil de persiana perforada, es decir, hasta ahora se ha estado hablando de persianas que a través de sus rejas se puede ver en su interior, en este caso es distinto.

Los cierres metálicos ciegos se caracterizan por ofrecer una opacidad absoluta en su interior. La persiana es completamente impermeable a la visión y una vez se cierra no deja ver nada de su interior.

Este tipo de cierres metálicos ciegos resulta ideal para aquellos lugares donde no exista un escaparate que se desee mantener permanentemente a la visión de los clientes. Si ese es el caso, de no ser necesario tener permanentemente visible un escaparate estas persianas suponen una excelente opción.

Por supuesto, como los demás modelos, estas persianas podrán ser automáticas o manuales. Las primeras siempre tendrán un coste algo más elevado, pero ese coste queda rápidamente absorbido en cuando a prestaciones, salud y comodidad.

Cierres metálicos de concha

Los cierres metálicos de concha vendrían a ser un híbrido entre los cierres convencionales y los cierres ciegos. Dicho de otro modo, mientras las persianas convencionales dejan ver todo a través de sus rejas y las persianas ciegas no dejan ver nada, las persianas de concha dejan ver al viandante, pero no tanto como las convencionales.

Este tipo de cierres está fabricado con diferentes tipos de barras, barras que tienen distintos grosores y barras que le pueden dar distintos tipos de diseños a la persiana.

Puede que usted se pregunte el sentido de este tipo de persiana, bien el mismo es máximo. Son más seguras promoviendo más la privacidad que las convencionales, pero a su vez no limitan del todo la visión, lo que permite que nuestro comercio siga estando visible para nuestros clientes (se entiende que el escaparate) aún y cuando sea un horario y/o día el cual el mismo está cerrado.

Cierres metálicos de lama plana

Los cierres metálicos de lama plana se caracterizan por ser muy parecidos al primer de los modelos que hablábamos (a los cierres metálicos enrollables), pero con la importante diferencia de que este ha sido fabricado con piezas de aluminio de extrusión.

Además, este tipo cierre está realizado con un tubo de acero que forma parte de su ensamblaje, todo ello le aporta a este tipo una seguridad superior a los cierres metálicos enrollables convencionales.

A colación con los cierres metálico de lama plana también cabe decir que dentro de esta gama de persianas se encuentra una interesante sub-gama. Una interesante sub-gama que puede dividirse en los siguientes modelos: los cierres que son de pletina plana cruzada y aquellos que son de platina plana lineal. Dentro de estos últimos se encuentran dos sub-modelos más, los de platina plana lineal simple y el de platina plana lineal doble. Este último el que reúne un mayor nivel de seguridad de la gama.

Cierres metálicos micro perforados

Los cierres metálicos micro perforados son familiares directos de los cierres ciegos. Ambos tipos de cierres son considerados cierres de un buen nivel de seguridad, además en este último caso existen unas “ventanas de visión” en base a micro perforaciones que permiten ver bidireccionalmente a través de la persiana.

Cierres metálicos troquelado

persiana o cierre metalico troquelado

Este tipo de cierres se caracteriza por mantener un grado de visibilidad muy elevado, pero sin que ello suponga una merma en la seguridad de la persiana.

Tanto las dimensiones como el grosor de este tipo de cierres son considerables por lo que hace de los mismos unos cierres muy resistentes.

Si se persigue un buen equilibrio entre mantener la visibilidad, pero sin renunciar a la seguridad este tipo de cierres son una muy buena y balanceada opción entre ambos conceptos.

Cierres metálicos de tijera

Este tipo de cierres ofrecen una visibilidad casi total. A diferencia de los otros estos no son enrollables, sino que se abren y cierran lateralmente o centralmente.

Existe una variante de este tipo de cierres que es el del modelo de giro. Este modelo es el que resulta más ideal cuando no se cuenta con espacio y se necesita que cuando esté abierto ocupe el mínimo espacio posible.

Cierres metálicos de acero inoxidable

Los cierres de acero inoxidable nos sitúan una vez más en las persianas de carácter enrollable básico, pero con la diferencia del material en el que las mismas están fabricadas. Estas persianas están fabricadas en acero inoxidable. Las mismas pueden ser muy o poco resistentes según el grosos que tengan, por eso al comprar una de estas persianas es muy importante conocer bien detalladamente el grosos y su nivel de resistencia asociado.

Cierres metálicos galvanizados

Una continuación de lo expuesto en el párrafo anterior, pero en este caso con la diferenciación de la pintura que lleva la persiana.

En este supuesto, en el caso de los cierres metálicos galvanizados, los mismos -también cómo su mismo nombre índica están recubiertos de pintura galvanizada.

¿Qué mirar al comprar un cierre metalizado?

Sea cual sea el tipo de cierre metalizado que se vaya a escoger la elección de un cerrajero profesional para ello resulta indispensable pues tanto las medidas de la persiana como sus demás particularidades deben de ser adaptadas a cada caso particular.

Por supuesto además de las medidas de la persiana, otros elementos a tomar en consideración como ya se ha podido ver es el grado de visibilidad que se quiere dejar y por supuesto el grado de seguridad que se desea. En la seguridad influirán mucho el grosos, el tipo de material y de cierre que se elija.

Los diferentes tipos de cierres metálicos
5 (100%) 1 voto
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter