Guía para prevenir robos en vacaciones

La época de vacaciones es una de las épocas ideales para los ladrones. En épocas de veraneo (o de cualquieras otras fechas festivas donde la gente viaja) los amantes de lo ajeno aprovechan para “hacer su agosto” particular pues saben que en esas fechas hay menos gente en los domicilios y en las empresas y que, a priori, entonces pueden entrar a robar en mayor comodidad.

Para evitar que un hogar o empresa se convierte en pasto de los ladrones cuando en la misma se está ausente por unos días o semanas, existen algunas recomendaciones básicas que pueden seguirse y que pueden ayudar a mitigar el riesgo de ser robados.

En las siguientes líneas, a continuación, en este artículo se verán algunos de estos consejos, recomendaciones y pautas que harán de nuestra vivienda u oficina un lugar más seguro aún y cuando no nos encontremos en ella.

Los cacos no deberían saber que la casa está vacía

Una de las principales claves para que los ladrones no intenten entrar a robar es importante que los mismos no sepan que la vivienda, oficina o lugar que sea se encuentra vació. Para ello existen distintas recomendaciones básicas.

Una medida que no toda la gente toma en consideración pero que es muy importante es tener mucho cuidado con lo que se publica en las redes sociales. Nunca se sabe quién puede estar viendo aquello que se pública y anunciar a bombo y platillo que se va a estar ausente puede no ser lo más inteligente. A todos nos gusta publicar nuestros momentos de viaje y ocio en las redes sociales, pero mejor guardar las fotos y hacerlo a nuestro regreso.

Otra medida a tomar pasa por que los ladrones no vean que las persianas se encuentran siempre en la misma posición y que el buzón no se llené demasiado. El problema de esto es que los ladrones saben que actualmente no se recibe tanta correspondencia postal y que, además, cualquier vecino puede vaciarla y que la persiana también puede hacerlo cualquier vecino y que incluso nosotros mismos desde una app en la otra parte de mundo podemos subirlas y bajarlas automáticamente.

Así, como que el tema de las persianas y el buzón cada vez está más obsoleto, cada vez más los ladrones apuestan por poner pequeñas trampas (a modo de cuñas de plástico invisibles en las puertas, etc.) para ver si las mismas se han abierto o no. Una solución, es hacer que alguien de confianza las vaya abriendo y cerrando cada X días.

Colocar un temporizador de luces

Del mismo modo que las persianas son una buena manera de demostrar actividad en la casa, también lo es encender y apagar las luces. Puedes comprar un simple temporizador de luces o, incluso, puedes instalar luces WiFi que controlarás cómodamente con una app.

Es importante que el ladrón vea luz en el interior para que se piense que existe movimiento, pero es importante también que el temporizador o la app no las encienda y apague en las mismas horas, pues un patrón demasiado repetitivo durante demasiados días podría hacer sospechar al ladrón de que en realidad no hay nadie en el interior del hogar y que es un sistema automático el que enciende y apaga las luces.

Sin lugar a duda, este sistema de encendido y apagado de luces es un buen sistema disuasorio de cara a prevenir potenciales ataques de ladrones.

Dejarle un teléfono a una persona de confianza

A la misma persona de confianza que se le haya pedido que recoja el correo y que abra las persianas y/o a cualquier otra persona de confianza que sepa cómo está el hogar se le debe de dar un número de teléfono de contacto para que nos llame en caso de urgencia.

Esto es importante pues en el caso de ser víctima de un robo podrás estar informado rápidamente e iniciar todas las gestiones que resulten pertinentes (regresar al hogar si es necesario, llamar al seguro, realizar una valoración de daños, etc.)

No desamparar cosas de valor en casa

Se pueden poner todas las precauciones del mundo, pero el riesgo de que entren a robar nunca se logrará evitar por completo, no existe manera humana posible de crear un fortín cien por cien inexpugnable, por ello la mejor acción preventiva es no dejar cosas de excesivo valor cuando nos vamos de casa.

Obviamente no se trata de hacer una especie de mudanza cada vez que nos vayamos de viaje, pero, en la medida de lo posible, si que se trata de dejar las menos cantidades de dinero, joyas y otros objetos de valor a la vista, así como de no dejar elementos valiosos a la vista del caco.

Puede parecer de Perogrullo mencionarlo, pero resulta obvio que así, aunque el ladrón entre a robar no podrá robar nada de valor si poco de valor se encuentra para robar y si lo poco que pueda haber de valor está lo suficientemente escondido para ponérselo muy difícil para buscarlo.

Emplear unos eficaces sistemas de seguridad

La seguridad es un activo muy importante en cualquier lugar y la misma no debe descuidarse. Poner medidas preventivas y proactivas de seguridad supone poner unas barreras adicionales a los que intentan entrar a robar.

Debe de tenerse muy presente que en muchas ocasiones los ladrones, especialmente los más habituales, los que no son grandes expertos ni forman parte de redes organizadas, buscan el robo por oportunidad, es decir, buscan robar en el lugar que más fácil se lo pone y huyen de los lugares que se lo ponen difícil.

Ninguna barrera de seguridad es inquebrantable, incluso los bancos más acorazados del mundo pueden ser víctimas de un robo, pero cuantas más barreras se le pongan a los ladrones menos ladrones estarán dispuestos a intentar sortearlas.

Una de las primeras puntas de lanza en medidas de seguridad se encuentra en la cerradura de la puerta. Actualmente tiene una gran relevancia la cerradura denominada invisible, esta cerradura está muy en boga pues es una cerradura que resulta imposible de ser atacada desde el exterior lo que impide que el ladrón pueda manipularla.

Luego, más allá de la cerradura un buen sistema de cámaras de seguridad y de alarma puede serte extremadamente útil. Las cámaras de seguridad para detectar las intrusiones y grabarlas (algo que puede ser muy útil incluso después para presentar el parte al seguro) y la alarma servirá para alertar a las personas y para asustar el ladrón.

En relación con las cámaras y alarmas decir que en la actualidad hay distintos modelos y calidades, algunas de ellas incluso se pueden gestionar con una app para el smartphone de forma muy fácil. Obviamente las más seguras son las que van conectadas a una central de alarmas, se conectan con las autoridades, etc.

Me han robado ¿qué hago?

si me han robado en vacaciones que hacer

Si después de intentarlo todo para evitarlo, si después de poner todas las medidas y precauciones posibles no se consigue evitar que entren a robar, será el momento de tomar las medidas pertinentes.

Lo primero que debe hacerse, sin ningún tipo de dilación y evitando sobre todo entrar en el hogar en la medida de lo posible para no correr el riesgo de destruir pruebas es llamar a las fuerzas de seguridad, llamar a la policía.

Además, si nos han robado las llaves o lo que sea que hace sospechar -pero no se está seguro- de que ladrón pueda haber ido a robar en ningún caso deberá entrarse en el hogar pues podríamos ponernos nosotros mismos en riesgo en el caso de que en ese momento el ladrón estuviese en el interior.

Siempre, siempre debe llamarse a la policía y dejarla actuar. Una vez la misma finalice su trabajo, o mientras la misma está realizando su trabajo, deberá llamarse al seguro del hogar para informar del siniestro.

Una vez la policía haya intervenido y se haya llamado al seguro del hogar para que actúe de urgencia asegurando la puerta de acceso si la misma ha sido dañada y se estén dando los primeros pasos para ser cubiertos por las coberturas que correspondan, llegará el momento en todo caso de realizar una valoración de los daños sufridos y de empezar a recuperar la normalidad en la medida de lo posible.

El proceso no será rápido pues según los daños causados es probable que el seguro tenga que cambiar la puerta entera o la cerradura, que se tengan que arreglar las cosas que se hayan roto en el interior y que se deba empezar a poner todo nuevamente en su sitio.

Luego también deberá cobrarse lo que corresponda del seguro por las pérdidas sufridas y se deberá ir a la comisaría a declarar si nos llaman para una rueda de reconocimiento o lo que sea.

Como puede verse un robo es algo desagradable del cual podemos intentar protegernos, pero del cual nunca podremos estar nunca completamente a salvo al cien por cien. Así, prevenir lo mejor posible es la solución y actuar proactivamente cuando se requiera es la mejor aportación a nuestra seguridad que podemos realizar.

Posts relacionados: Símbolos que usan los ladrones para los robos

Guía para prevenir robos en vacaciones
4.3 (86.67%) 9 votos
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter