Cambiar tomas de agua de un WC

articulo sobre como cambiar las tomas de agua del wc

No siempre podemos resolver todas las incidencias que suceden en nuestro hogar por nuestra propia cuenta pues en muchos casos se requerirá de las manos de auténticos profesionales especialistas para solucionar muchos de los problemas que aparezcan, pero existen algunas reparaciones o actuaciones que pueden realizarse por cuenta propia y así ahorrarse unos euros.

Uno de los supuestos en los que en muchos casos se puede actuar por uno mismo es en el de cambiar las tomas de agua de un WC y de sus partes asociadas. En este proceso de cambio de tomas de agua en muchas ocasiones no nos será necesario llamar a ningún especialista de la fontanería y por nosotros mismos podremos llevar a cabo el cambio de las mismas, en las siguientes líneas vamos a ver el modo de cómo llevarlo a cabo.

Saber cómo cambiar tomas de agua

En primer lugar, debe tenerse presente que no todas las tomas se cambiarán de la misma manera y que tampoco todos los casos ante los que podemos encontrarnos para cambiar tomas de agua serán los mismos tal y como veremos más adelante, pero sí que existen unos parámetros mencionables de carácter general que nos podrán resultar extremadamente útiles en la gran mayoría de los casos.

Para entender todo lo anterior, y todo lo que vendrá a continuación, también debe de comprenderse conceptualmente aquello relacionado con el cambio de tomas de agua. Así es importante de mencionar son aquellos puntos de entrada de agua que se encuentran situados en las zonas del baño que se han previsto para coger agua para el uso e la cisterna del lavabo, de los grifos de los lavabos o de los bidés que puedan existir. Por ejemplo, si ello lo trasladásemos al ámbito de la cocina u otros donde pueden existir otros puntos de agua estaríamos hablando de otro equipamiento, pero el concepto seguiría siendo el mismo.

Todas estas tomas de agua que se han mencionado, y que resultan necesarias y esenciales para que el equipamiento existente en un lavabo puede alimentarse de agua, vienen preparadas desde el momento de su instalación por primera vez de unas roscas que es donde se enroscan (permítase la redundancia) los latiguillos que incorpora el equipamiento sanitario para ser conectado a la red de agua del hogar, y ello es así tanto sea para el agua fría como para el agua caliente.

Para quienes no sepan aquello que son los latiguillos anteriormente mencionados, decirle que son los elementos de conexión, los elementos que sirven de nexo entre la toma de agua y el aparato. Normalmente los mismos son unos cortos flexos, unos cortos tubitos con dos roscas, una a cada lado, que conectan la forma de agua con el equipamiento sanitario en cuestión.

Distintos escenarios de cambio de tomas de agua

Cambiar tomas de agua no es algo que deba hacerse todos los días, ni mucho menos obviamente, pero si que es un trabajo que de vez en cuando deberá hacerse y que de saberse hacer directamente por uno mismo sin tener que contratar a un profesional nos podrá suponer unos buenos eurillos de ahorro.

Normalmente una instalación de agua bien montada y estructurada y con elementos de una calidad adecuada puede ser duradera en el tiempo. En realidad, una instalación de agua puede durar bastantes o muchos años sin tener que cambiar la misma pero, cómo todo en la vida, todo tiene una vida útil que un día u otro llega a su fin y además pueden suceder incidentes, averías o imprevistos que acorten esa vida útil o que produzcan eventos que deterioren gravemente la instalación, en esos casos habrá llegado el momento de tomar cartas en el asunto y de pasar a la acción.

¡Quiero un fontanero profesional!

Cuando se habla de cambio de equipamiento sanitario o de instalaciones de agua a nivel general es algo mucho más complejo y mucho más difícil de llevar a cabo por alguien que no sea experto en la materia, por ello en este artículo nos vamos a centrar en una de las partes más fáciles de modificar, vamos a centrarnos en la forma de cambiar las tomas de agua.

Paso a paso para cambiar las tomas de agua

Un proceso de cambio de tomas de agua es un proceso que para ser llevado a cabo adecuadamente debe ejecutarse siguiendo una serie de pasos preestablecidos. Además, el hacerlo paso a paso, es la mejor forma de entender lo que se está haciendo y es la forma más difícil de equivocarse.

En primer lugar, es importante conocer aquellos elementos básicos que se van a necesitar para proceder al cambio de una toma de agua. En esta línea se puede hablar de dos grandes grupos, en el primero de los grupos se situaría una lista de los materiales que van a necesitarse para llevar a cabo el cambio y en el segundo grupo se situarían las herramientas necesario para proceder al cambio.

cambiar tomas de agua

Normalmente para cambiar tomas de agua de herramientas tan sólo será necesario disponer de una llave inglesa, unos alicates pico de loro y de un destornillador. Por otro lado, a nivel de material bastará con poseer un latiguillo, un grifo flotador un pulsador, una llave de escuadra de corte, un kit de sujeción de carácter externo y luego serán necesarios una válvula descargadora y tres juntas (una junta de válvula para el grifo flotador, una junta de válvula descargadora y una junta que sirva para dotar de estanqueidad a la parte exterior de la cisterna para el caso de los mecanismos que van en la parte interior de las tomas de agua.

Llevando a cabo el cambio de toma

Una vez ya se disponen de todas las herramientas y de todo el material lleva el momento de realizar una rápida planificación del cambio que va a realizarse. Para ello se debe analizar cual es la problemática que presenta la toma de agua general o la cisterna del WC. Esta revisión de última hora servirá para ver si se requiere de algún recambio o pieza adicional a las anteriores mencionadas, entre estas piezas pueden sugerirse recambios para los mecanismos de llenado o descarga si se perciben defectuosos o, por ejemplo, incluso una nueva llave de corte si se ve que la misma también presenta ya un estado deficiente o si ya se ha averiado directamente.

Para cambiar tomas de agua de un WC lo primero que deberá determinarse es aquello que sucede con exactitud. Así, por ejemplo, puede darse el caso de que la cisterna no deje de soltar agua, este es un problema muy recurrente y en la mayoría de los casos la causa de este problema se encuentra en la válvula de descarga.

Si ese el problema que se está tratando el primer paso es cortar el suministro de agua de la parte que alimenta la cisterna (no es necesario que cortes la de todo el hogar), con el agua de la cisterna cortada debe darse al botón pulsador hasta vaciar completamente la misma. Una vez toda la cisterna está vacía debe desenroscarse cuidadosamente la válvula de descarga cuidadosamente y debe comprobarse el estado la junta, en caso de sospecha de que la misma esté defectuosa debe cambiarse. Posteriormente deberá procederse al montaje de lo desmontado y el problema debería haber quedado resuelto.

Cambiar tomas de agua por otros motivos

El supuesto anteriormente mencionado no es el único que puede llevarnos a cambiar distintas tomas de agua, o mejor dicho a cambiar distintas partes de las tomas de agua. Otro de los fallos recurrentes que pueden presentarse es el del grifo de llenado.

Algunos grifos de llenado, para regular la capacidad de paso del mismo, tan sólo necesitarán ser regulados mediante un tornillo o algún tipo de tuerca que lleven incorporada. Si esto no funciona o el grifo de llenado que tiene no tiene estos mecanismos de regulación y el mismo sigue llenándose continuamente hasta desbordar la capacidad de carga de un WC entonces deberá desmontarse y montarse un nuevo grifo de llenado.

Ahora bien, puede ser que lo que se estropee o deba cambiarse no sean los elementos internos de la cisterna, sino que se deban cambiar tomas de agua en sí mismas. Dicho de otro modo, hasta ahora se ha hablado de cambiar de mecanismos del agua que forman parte de estas tomas, o, mejor dicho, de mecanismos que son alimentados por estas tomas (también se habrían podido exponer fallos de otras juntas o mecanismos existentes), pero no se ha hablado del cambio de tomas en sí mismas.

En tal caso, en el caso de querer cambiar la toma de agua directamente sí que deberá primero cerrarse el paso de agua general del hogar, a no ser que exista uno de parcial que cierre el de todo el habitáculo del aseo o baño que se vaya a tratar.

Con el agua completamente cortada deberá desenroscarse el latiguillo de las ambas partes que une y deberá cambiarse por uno nuevo si es que el mismo se ha dañado o cambiar sus juntas si sólo se trata de un problema de estas.

Además del latiguillo igual tiene que cambiarse la llave de paso en general, si es así antes de enroscarla se le debe de poner hilo de teflón para garantizar su estanqueidad. De reutilizar la llave preexistente es importante limpiar el entronque por si acaso acumulase suciedad.

Cambiar tomas de agua de un WC
5 (100%) 2 votos
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter