Cómo desatascar un WC

guia para desatascar tu mismo un wc

Cuando se comprueba que se ha atascado el retrete no hay tiempo que perder, cada minuto que pasa es un problema y es importante ponerle solución a la situación lo antes posible. Existen distintas causas que pueden causar el atasco de un retrete y existen distintas maneras de poner fin al atasco, lo más importante será poder en primera instancia poder detectar el origen de la incidencia para poder tomar las medidas adecuadas y convenientes para ponerle solución.

Saber cómo destacar un WC es sumamente importante, saber desatascar un wáter puede suponer una solución rápida ante algún tipo de atascos y por supuesto predispone y habilita a saber actuar en el momento en el cual un atasco haya sucedido.

Obvia y evidentemente saber cómo desatascar un WC no presupone que siempre podremos poner solución al atasco con nuestras manos, pues lógicamente en muchos de los casos en los cuales se haya producido un atasco del inodoro no será posible solucionarlo con meras soluciones domésticas o con ningún tipo de solución de no ser nosotros unos profesionales experimentados del ramo, pero conocer el modo de desatascar este tipo de elementos resulta clave para aquellos casos en los cuales sí que podamos intervenir directamente y en general para todos los casos, pues nos permite conocer detalles sobre el asunto que nos resultarán de utilidad.

Aspectos esenciales sobre los atascos de inodoro

Sin lugar a duda nadie podrá decir que desatascar un retrete sea una labor agradable, pero sin lugar a duda también hacerlo, y hacerlo adecuadamente cabría añadir, es una actividad necesaria.

Desatascar un inodoro es una actividad necesaria y por ello saber cómo desatascar un wc es una actividad muy útil siempre a todos los niveles y en todos los sentidos, una actividad que además puede tener -en muchas ocasiones- una solución mucho más rápida y efectiva de lo que podemos llegar a imaginar.

Aunque resulte una tarea ingrata es una tarea que al tener distintos tipos de soluciones es relativamente fácil de abordar. El primer síntoma de que algo no va como debería acostumbra a ser el de comprobar como el agua no circula con normalidad cuando se produce la descarga de la cisterna de agua.

Por no fluir con normalidad sobre todo cabe referirse a que el inodoro es incapaz de tragar correctamente el agua que se está descargando y en lugar de irse por el conducto de desagüe parece subir peligrosamente dentro de la taza e incluso puede llegar a desbordar la misma según la capacidad de la taza y del volumen de agua descargada por la cisterna, y muy especialmente se desborda si después de realizar una primera descarga de agua que el inodoro no traga adecuadamente se lanza otra descarga con la pretendida pretensión de intentar desatascar el lavabo.

Lo anterior puede parecer de Perogrullo mencionarlo, pero es un error muy común que se comete en la gran mayoría de ocasiones, las personas tendemos a intentar solucionar el problema de una forma rápida cuando entramos en nerviosismo por la situación y después de haber visto como la primera vez no se ha ido por los conductos el agua con normalidad reaccionamos en muchos casos casi instintivamente lanzando otra vez agua para intentar deshacer el atasco.

Esta medida tan loable en sus intenciones como es la anteriormente mencionada en realidad, en la práctica, puede traer desagradables y desastrosas consecuencias. Un lavabo atascado puede ser que se desatasque por si sólo tirando agua en algunos casos donde el atasco es muy pequeño y muy superficial, pero para todo el otro tipo de atascos que se puedan producir desatascar un atasco tirando más agua dentro de la taza no solucionará ni mucho menos el problema, al contrario, no hará más que agudizarlo pues saturará la capacidad de la taza y tal y como ya se ha mencionado con toda probabilidad la desbordará.

Un buen ejemplo de dos tipos de atascos bien diferentes y que pueden tener dos tipos de soluciones bien diferentes y diferenciadas por ejemplo los encontramos entre aquellos atascos que se han producido por un exceso de papel higiénico y entre los atascos que se han producido por objetos que pueden ser más sólidos como, por ejemplo, un juguete que haya caído accidentalmente dentro del wáter o pañales o compresas que se hayan podido arrojar de una forma irresponsable dentro del mismo.

desatascar un water es sencillo

Desatascar inodoro: paso a paso

Lo anterior siempre nos lleva a la necesidad de saber cómo desatascar un WC, pero no siempre nos tiene que llevar a resolver el atasco por un único camino, ni tampoco significa que indefectiblemente el primero de los atascos mencionados siempre tenga tan fácil solución como tirar repetidamente de la cadena (en la mayoría de los casos será así pero en otros casos tal y como ya se ha visto esa medida puede llegar a ser muy contraproducente) ni que en el segundo de los casos la dificultad sea máxima pero por lo general esa será la regla a seguir.

Dicho lo anterior, veamos a continuación una serie de acciones primarias que se pueden intentar llevar a cabo para intentar poner solución al atasco que se haya producido, por supuesto entendiendo siempre que si vemos que no sabemos hacerlo, que no se pone solución con las medidas tomadas, que la cosa empeora o que se están poniendo en riesgo otros elementos, deberemos rápidamente y sin ninguna demora llamar a un experto profesional para dejar el asunto en sus manos y que nos lo resuelva adecuadamente.

La primera de las acciones a tomar puede ser la que ya se ha dicho, de ver que el agua no traga bien pero que tampoco se estanca del todo en la taza y no existe riesgo de desbordarla tirar de la cadena (o darle al pulsador) en reiteradas ocasiones puede solucionar la situación en algunos caos. Este tipo de solución para que sea algo más efectiva es importante que se realice con el ciclo completo, es decir, resulta importante que se vacíe la cisterna cuando está llena, que se deje rellenar de nuevo completamente y se vuelva a tirar.

Cuando el descargar la cisterna en repetidas ocasiones no es la solución puede pensarse en tirar un cubo lleno de agua dentro de la taza de wáter siempre que no exista riesgo de desbordamiento. Esta es otra forma de saber cómo desatascar un WC y tiene la ventaja respecto a la tirada de la cisterna especialmente del factor volumen e intensidad del agua tirada. Normalmente cae más agua en menos tiempo dentro de la taza, lo hace a una velocidad mayor y por ello es capaz de desatascar elementos que una simple descarga de cisterna no puede hacer.

Cuando nada de lo anterior funcione puede intentarse de tirar detergente dentro del agua estancada para ver si con la acción del mismo se logra disolver la suciedad acumulada, una versión avanzada de esta opción es la de tirar dentro del agua estancada líquidos específicos para el desatascado de retretes dejándolos actuar todo el tiempo que sea necesario, un tiempo que variará según las especificaciones de cada producto y del cual siempre nos informará el miso fabricante en las instrucciones de uso del producto adquirido. Otra alternativa a esta opción vuelve a ser un elemento limpiador, la lejía, pero esta debe utilizarse con cuidado y no en grandes cantidades.

Si nada de lo anterior ha funcionado ponerse unos guantes y poner la mano dentro del inodoro para intentar encontrar la pieza que atranca al mismo es una buena opción. Esta opción es poco o nada recomendable para personas aprensivas, pero supondrá la solución segura si el atasco se encuentra en un punto donde la mano pueda llegar, más allá de ello sólo quedará desmontar el inodoro y buscar el atasco ya en la zona que entra hacia el desagüe o buscarlo incluso dentro de este, pero eso ya será casi imposible realizarlo de forma doméstica.

Saber cómo desatascar un WC puede ser sumamente importante como se ha venido viendo y diciendo, pero saber cómo prevenir un atasco de un inodoro puede ser igual o más importante. Tal y como dice el dicho siempre resulta mejor prevenir que curar y en el asunto de los atascos no es ninguna excepción.

De recomendaciones esenciales para prevenir los atascos en un retrete pueden hacerse básicamente dos:

Por un lado, es importante que cuando se vaya al inodoro a hacer las necesidades fisiológicas naturales al terminar se tire bien de la cadena las veces que haga falta para que se vayan todos los deshechos, al respecto es importante que no se acumule suciedad al respecto.

Y, por otro lado, debe entenderse que el retrete está diseñado para lo que está diseñado y no es un cubo de basura al cual arrojarle elementos que le resultan extraños. Algunas veces puede caer un objeto por error, pero en la mayoría de ocasiones ocurren atascos por tirar elementos que nunca deberían haber tenido que ir a parar dentro de ese retrete que los mismos han atascado.

Cómo desatascar un WC
4.8 (95%) 8 votos