Cómo desatascar un fregadero

articulo sobre como desatascar un fregadero

Los atascos son un gran problema para cualquier tipo de elemento que incorpore un desagüe. De buen seguro que una gran mayoría de personas a lo largo de su vida ha sufrido uno o varios atascos en sus conductos. Uno de los elementos -de cualquier lugar que disponga de uno- que resulte susceptible de sufrir un atasco es el de los fregaderos. Por ello, dada la importancia y la recurrencia de los atascos en este tipo de elementos resulta importante conocer la forma de proceder cuando debemos enfrentarnos a los desatascos de fregaderos de cocina.

Existe un gran porcentaje de atascos que pueden llegar a producirse en los fregadores que, sin duda, no se podrá solucionar ni mucho menos por medio de soluciones domésticas y que se deberá tener que llamar a un profesional en desatascos de fregaderos. Además, debe de tenerse presente que incluso las soluciones que puedan pretenderse aplicar de forma doméstica deben de ser aplicadas correctamente y de una forma responsable, pues lo contrario puede llegar a provocar el efecto contrario al pretendido.

Una mala ejecución de cualquier solución de desatasco siempre puede acarrear más inconvenientes que ventajas, intentar poner solución de no tener la pericia adecuada para hacerlo puede suponer causar más daños y ocasionar más problemas que no resolver la situación, dicho de otro modo: al final siempre puede terminar resultando más caro en tiempo y más costoso en esfuerzo y tiempo el hacerlo mal que confiar de entrada en un buen profesional que lo resuelva sin problemas.

Formas para desatascar fregaderos

Ahora bien, obviamente, si lo vemos mínimamente viable por las características que podemos intuir del atasco en concreto y si, además, nos vemos realmente mínimamente en condiciones de acometer la acción siempre habrá formas de intentar probar desatascar un fregadero antes de tener que llamar definitivamente al profesional que lo resuelva.

Una de las principales formulas para intentar desatascar un fregadero atascado de forma doméstica es la de poner vinagre y bicarbonato para intentar poner solución al mismo. Obvia y evidentemente un atasco no siempre se podrá deshacer por este método tal y como ya puede imaginarse, pero sin duda es una buena forma para intentar subsanarlo sin mayores problemas, una buena forma de hacerlo de una forma respetuosa con el medio ambiente, una respuesta económica y una respuesta que, al fin y al cabo, en muchas ocasiones función.

Otra de las cuestiones principales que favorecen el intentar realizar desatascos de fregaderos con vinagre y bicarbonato es la gran facilidad para aplicar este método, ello permite asegurar que todo el mundo está capacitado para intentar esta medida. Los desatascos mediante vinagre y bicarbonato no resultan nada invasivos, no son nada costosos, son muy seguros y resultan extremadamente fáciles de aplicar.

remedios caseros para desatascar un fregadero

Un aspecto que se tiene que tener presente también es que si bien en este artículo estamos hablando de este método como medio de solución para desatascos de fregaderos en realidad el mismo puede aplicarse a un gran número de atascos, esta solución es por ejemplo extensible a lavamanos, bidés e incluso a electrodomésticos como los lavavajillas, pero bien no descentremos al asunto.

Desatascar un fregadero: paso a paso

Una vez tomada la determinación de llevar el intento de desatasco por el sistema aquí mencionado resultará necesario preparar los materiales para poder llevarlo a cabo. Tal y como se indicaba no resultará nada complicado hacerse con los materiales con los mismos pues son productos muy corrientes y comunes de tener, y en el caso de que no se disponga de los mismos resultará muy fácil de conseguirlos.

En esencia se tiene que tener tan sólo vinagre y bicarbonato, adicionalmente también será necesario tener agua, esta agua se hará hervir tal y como veremos ahora continuación donde se expondrán detalladamente los pasos a seguir.

El primer paso es tirar el bicarbonato de sodio dentro del desagüe que está atascado. La dosis recomendada no es mucha, con medio vaso de bicarbonato de sodio bastará. Al respecto es importante decir que del mismo modo que no resulta nada recomendable quedarse demasiado corto en esta dosis recomendada para desatascos de fregaderos con bicarbonato y vinagre, tampoco resulta para nada recomendable excederse en la dosis, pues un exceso de dosis llegaría a provocar una reacción química excesiva en contacto con el vinagre que podría hacer que se desbordase el asunto, y es que del mismo modo que una lavadora de jabón puede terminar expulsando jabón por todo su alrededor, en este caso y salvando por supuesto las distancias y entendiendo las particularidades concretas podríamos encontrarnos con una reacción parecida.

Una vez que ya se ha arrojado el aproximadamente medio vaso de bicarbonato de sodio dentro del desagüe del fregadero atascado habrá llegado el momento de arrojar otro medio vaso, pero en este caso el medio vaso deberá estar relleno de vinagre.

Una vez se tiré el vinagre y este haga contacto con el bicarbonato empezará la clave de todo, se producirá una reacción química al contacto entre ambos productos y ello es lo que al final deberá resultar la clave del desatasco.

En este punto es normal encontrarse con un alto nivel de efervescencia en la mezcla, eso es normal y es bueno. La mezcla resultante y su efervescencia deben dejarse actuar por un periodo de no menos de unos 20 minutos. En este punto también es mencionar la necesidad de no disminuir el periodo de tiempo y tampoco, en este caso, de excederse en el mismo.

Y es que menos de 20 minutos puede ser insuficiente para lograr que la mezcla y su reacción hagan y consigan el efecto que se pretende y, en el caso contrario, un excesivo periodo de tiempo aquí no puede decirse que a priori vaya a causar ningún daño, pero tampoco causará ningún bien. Dicho de otro modo, hay que dejarlo el tiempo suficiente para que la actuación de la mezcla sufra su efecto, pero extenderse en ello es tiempo perdido que no servirá para nada.

Durante los 20 minutos en los cuales se está dejando actuar a la mezcla se puede ir preparando un cazo con agua caliente, la cantidad de agua a calentar resulta aproximada pero más o menos con unos 3 litros puede decirse que será suficiente.

Una vez el agua esté en su punto de ebullición y hayan transcurrido aproximadamente los 20 minutos que se vienen mencionando se deberá arrojar directamente esa agua (teniendo precaución de no quemarse y de no quemar a nadie que se pueda encontrar alrededor si se producen salpicaduras del agua hirviendo) dentro del desagüe que esté atascado.

Si todo ha ido como se pretende después de todo este proceso se habrá conseguido deshacer el atasco que estaba presente y se habrá conseguido encontrar una buena solución para desatascar un fregadero y no deberá recurrirse a un profesional. Ahora bien, puede ser que después de intentar esto no se consiga ningún resultado o que se consiga un resultado parcial, es decir, puede que igual consiga reducirse un poco el atasco pero que el agua no consiga fluir con normalidad y que el desagüe no “trague” como debería.

como desatascar grandes atascos de fregadero

En caso de que el atasco no se haya podido subsanarse realizando el proceso anterior antes de darse definitivamente con ese método puede resultar recomendable volverlo a realizar por completo pues según lo que se encuentre atascado podría ser que necesitase de más acción desatascadora para conseguir deshacer lo que se encuentre atascado. No se pierde nada por intentarlo pues tal y como se ha visto no quita mucho tiempo, es muy económico y resultará nuevamente muy fácil de aplicar.

Si el sistema anterior no ha funcionado deberán empezarse a pensar alternativas al método. Llegados a este punto puede mirar de sacarse el tapón que se encuentra en la parte inferior de los sifones que van al desagüe para ver si el atasco está producido por ese motivo y al retirar el tapón se cae o retira la suciedad acumulada, también pueden probarse otras medidas parecidas a la primera mencionada pero con productos especializados para desatascos de fregaderos que pueden encontrarse en cualquier tienda que venda este tipo de productos o se puede intentar poner solución al asunto probando soluciones más “mecánicas”.

Una de las soluciones que se pueden intentar es el archiconocido método de la ventosa. Aquí se trata simplemente de comprar una ventosa para desatascos (son extremadamente económicas) y simplemente intentar deshacer el desatasco mediante el bombeado a mano, el hacer el efecto ventosa taponando el agujero del desagüe.

Otra solución es la que tiene que ver con una especie de cable metálico en espiral que tiene como una especie de gancho en una punta y una manivela en la otra que se va desplegando hacia dentro del tubo del desagüe para intentar “capturar” lo que esté causando el atasco y lograr arrastrarlo para conseguir sacarlo del conducto que obstruye.

Tal y como puede verse, existen distintas soluciones para desatascar fregaderos. Se trata de escoger y probar y, por supuesto, se trata también de saber donde están siempre las propias limitaciones y de tener la necesidad de un buen profesional.

Cómo desatascar un fregadero
4.8 (95.56%) 9 votos