Desatascos de tuberías de agua

desatascos de tuberias de agua

Los atascos en las tuberías de agua de la vivienda son un problema realmente convencional que requiere de solución inmediata. Lógicamente, el baño y la cocina son los lugares básicamente afectados, ya que son las estancias que disponen principalmente de desagües de agua.

Día tras día, miles de personas tienen que proceder a realizar desatascos de tuberías de agua en su hogar, debido a sus malas condiciones y, en muchas ocasiones, provocado por la falta de limpieza y mantenimiento regular.

Restos de comida, cal, pelos, bacterias, aceites, óxidos, existen múltiples sustancias que puedan provocar que las tuberías de tu hogar no se encuentren lo limpias y lo cuidadas que podríamos desear, y ello con el paso del tiempo puede dar lugar a los temidos atascos.

Proceder a desatacar las tuberías atascadas del hogar, ya sean en el fregadero de la cocina, el lavamanos, la bañera o la ducha, no tiene porque implicar necesariamente la realización de obras, ya que generalmente los atascos que suelen producirse son de carácter leve, lo cual implica que la gran mayoría de estos atascos pueden ser solucionados de manera casera y por uno mismo, sin necesidad, a priori, de contactar con fontaneros profesionales.

Resulta importante señalar que, en este tipo de atascos domésticos, el problema suele producirse principalmente, en la gran mayoría de casos, en la zona del sifón. Cuando se habla del sifón de está hablando del principal responsable en evitar que se puedan producir malos olores y se cuelen materias sólidas en las tuberías, pero el sifón no siempre cumple perfectamente con su cometido.

Cuando el sifón no cumple su función a la perfección y deja pasar restos sólidos de cualquier sustancia, ya sean alimentos, pelos, restos de jabón, etc., pueden llegar a producir un atasco que dificulte que el agua drene correctamente.

Como se mencionaba, cuando son atascos de gravedad leve, entonces lo más indicado será apostar por las soluciones caseras, mientras que en aquellos casos en los que se produzcan atascos de gravedad, entonces lo más conveniente será contactar con expertos fontaneros. Veamos cómo realizar los desatascos de tuberías de agua del hogar por uno mismo.

Cómo realizar los desatascos de tuberías de agua

Cuando nos topamos con un atasco leve en la cocina o el baño lo más indicado para combatir el problema será ayudarse de vinagre y bicarbonato sódico. Para ello lo más importante será intentar eliminar toda el agua que se encuentre retenida, ayudándonos de cualquier instrumento que pueda sernos útil para ello.

Después de haber retirado toda el agua retenida se deberán añadir en el desagüe unas dos cucharadas bien repletas de bicarbonato sódico. Después se deberán añadir dos vasos de agua muy caliente que sirvan de acompañante del bicarbonato. Transcurridos unos minutos se deberá repetir la operación, pero en esa ocasión en lugar de añadir los dos vasos de agua caliente se añadirá medio vaso de vinagre, dejando actuar un minuto de 20 minutos ambos productos.

Cuando se dejen de escuchar efervescencias provocadas por la mezcla de ambos productos, será el momento de volver a echar agua caliente nuevamente. En principio, si el atasco es leve, con esta solución sería suficiente para poder terminar con el atasco de la tubería del baño o cocina que nos esté dando problemas.

En el caso de que el atasco persista y el bicarbonato sódico y vinagre no surtan efecto, entonces resulta conveniente realizar los desatascos de tuberías de agua ayudándose de un desatascador manual de goma, una herramienta muy útil y habitual que todos deberíamos tener en casa. Su utilización resulta muy sencilla, ya que únicamente se deberá colocar la superficie de goma sobre el desagüe y realizar movimientos enérgicos de arriba a abajo. En el caso de que el desatascador manual se esté utilizando en el fregadero de la cocina o en el lavamanos del baño será preciso tapar previamente el rebosadero, para lo cual puedes ayudarte de cinta adhesiva.

En el caso de que este sistema tampoco sea útil siempre podrás apoyarte en productos químicos de gran potencia que se venden en el mercado, debiendo apostar principalmente por aquellos indicados para hostelería, ya que su acción será mucho más eficaz. Otras alternativas menos empleadas, pero igualmente útiles y efectivas para realizar desatascos de tuberías de agua, son las máquinas que expulsan agua a presión (hidrolimpiadoras) y los desatascadores de manivela.

Si sufres del atasco de cualquier tubería del hogar y mediante los anteriores consejos te resulta imposible poder terminar con el taponamiento que te está haciendo la vida imposible, entonces va siendo hora de que te pongas en contacto con un equipo de fontaneros de Solucionas especializados en desatascos de tuberías de agua, profesionales que te sepan dar respuesta rápida y eficaz a tu problema.

consejos para evitar el atasco de tuberias

Recomendaciones para evitar atascos en las tuberías de agua

Como resulta obvio, lo más conveniente antes de tener que llegar a realizar las acciones anteriormente mencionadas es llevar a cabo las tareas de mantenimiento periódicas necesarias para prevenir que se produzcan atascos en las diferentes tuberías de agua de las que dispone la vivienda.

Además de las tareas de limpieza y mantenimiento periódicas, también es interesante seguir una serie de consejos para reducir en la medida de lo posible el riesgo a que se produzcan atascos. Entre las principales recomendaciones a seguir se pueden destacar las siguientes acciones:

Utilizar rejillas protectoras

El uso de rejillas es una de las grandes recomendaciones a tener en cuenta, ya que la utilización de rejillas sobre los desagües evitará en un alto grado que sustancias de gran tamaño o sólidos que pueden ocasionar atascos se cuelen por el desagüe y se vayan adhiriendo a las paredes de tus tuberías, generando a futuro taponamientos que impidan la correcta circulación del agua.

Limpiar los tapones regularmente

Aunque suele ser una tarea bastante habitual en el hogar, siempre habrá que asegurarse de limpiar correctamente los tapones de los desagües, evitando que la suciedad se pueda ir acumulando en los mismos. Y es que, en muchas ocasiones, los tapones acumulan pelos, restos de comida, o similares que pueden obstruir nuestras tuberías.

Eliminar pelos tras la ducha/baño

Una de las causas más frecuentes de atasco en la ducha o el baño es la acumulación de los pelos que se desprenden de nuestra cabeza o cuerpo y que junto a los geles o champús de limpieza empleados se acumulan peligrosamente en nuestras tuberías, impidiendo que el agua se vaya al ritmo adecuado.

Es importante que retires tras cada baño o ducha todos los pelos que puedan haber caído ya que, en muchas ocasiones, a pesar de tener la sensación de que la bañera o ducha se encuentran impolutos, habrá pelos que se acumularán en la zona del desagüe y pasarán a formar un tapón.

Verter sustancias inadecuadas

Muchas veces, los atascos de las tuberías vienen provocados por verter en los desagües sustancias inadecuadas, como puede ser aceites, pinturas, disolventes, cera caliente, jabones, o similares. Es necesario evitar que a través de nuestras tuberías circulen sustancias que se pueden ir acumulando o adhiriendo a las mismas y puedan dar lugar a taponamientos indeseados.

Usa detergentes líquidos

Muchas veces no se tiene en cuenta que el uso de detergentes en polvo en lavadoras y lavavajillas pueden generar importantes atascos, ya que éstos pueden terminar acumulándose en las tuberías creando una aparatosa pasta que quede pegada en las mismas. El uso de detergentes líquidos puede ayudarte a evitar que esto sea así, ya que el riesgo de atasco que ofrecen los productos líquidos es muy inferior que los productos en polvo.

Limpieza y mantenimiento periódico

La limpieza y el mantenimiento periódico de las tuberías es clave para terminar con los atascos que se producen cada cierto tiempo en las tuberías, es precisamente por este motivo que antes de llegar al punto de tener que ponerse manos a la obra para proceder al desatasco de la tubería, es mucho más aconsejable realizar labores de mantenimiento y limpieza.

Para ello podemos ayudarnos del bicarbonato sódico y el vinagre, ya que utilizar cada 2-3 semanas en nuestras tuberías ambos productos puede preservar su limpieza y cuidado por muy poco dinero. Esto te ayudará a limpiar tus tuberías y mantener limpias, así como libres de malos olores.

Tomar todas estas medidas no siempre te ayudará a mantener tus tuberías libres de atascos, y tendrás que realizar los odiosos desatascos de tuberías de agua de tu hogar, pero todo ello te ayudará a los atascos sean mucho menos habituales y son acciones que te pondrán las cosas mucho más fáciles.

En aquellos casos en los que se haya presentado un atasco importante en la vivienda, oficina, o similar, entonces no esperes a contactar con una empresa de fontaneros especializados en materia de desatascos de tuberías de agua. Este tipo de profesionales se convertirán en tus grandes aliados para poder resolver cualquier clase de problema que puedas sufrir en las tuberías de tu hogar, ya sean atascos o cualquier otro problema que pueda afectarlas. Ante cualquier problema con tus tuberías, tus fontaneros de confianza te ayudarán.

Desatascos de tuberías de agua
5 (100%) 1 voto