Elegir diferentes tipos de grifos

te contamos todos los tipos de grifos que hay tanto de cocina como de baño

La grifería es uno de los principales elementos funcionales y ornamentales de partes tan importantes de un hogar como pueden ser la cocina y el baño, por ello llegado el momento de equipar estas dependencias con unos buenos grifos es importante conocer los distintos tipos de grifos con los cuales podemos encontrarnos con la finalidad de tener un buen punto de partida por el que podemos empezar para tomar la decisión de escoger un u otro modelo de grifo concreto.

Tipos de grifos para el baño

El baño es una de las dependencias más importantes del hogar, es uno de los espacios a los que se les da un gran uso y es uno de los lugares donde la grifería y todos los elementos relacionados con el agua adquiere un papel más relevante, en consecuencia, conocer los tipos de grifos que pueden encajar más en un concreto modelo de baño puede suponer de una gran ayuda para tener el mejor baño posible.

El primer punto de partida para escoger un buen grifo para el baño pasa, obviamente, por saber fijarse en la funcionalidad. La estética resulta muy importante, extremadamente importante, pero si esa estética no va única a escoger un grifo que tenga una muy buena funcionalidad de poco servirá. En consecuencia, los tipos de grifos existentes deben escogerse por múltiples variables y dentro de estas variables sin duda una de las más destacadas es la funcionalidad que a tener o que van a tener los grifos de marras, los grifos en cuestión.

Otro punto muy a tener en cuenta (además de la estética que case con la ambientación y la decoración general del espacio y de la funcionalidad) es el de la capacidad de ahorro de un buen tan escaso, básico y esencial como el agua. Por supuesto, escoger un grifo que nos permita un ahorro de agua e incluso de energía (al ahorrar el dispendio de agua caliente innecesaria) supone un ahorro directo para nuestros bolsillos pues la factura del agua y de la electricidad, gas o sistema de energía que estemos utilizando pueden verse sensiblemente reducidas.

grifo de baño

Este tipo de grifo es para baños

Habiendo tenido presentes todos los preceptos anteriores tampoco deberemos olvidarnos de un último precepto general (y teniendo también presente que todo esto mencionado hasta ahora sobre los tipos de grifos para baños aplica a todos los casos y supuestos, también en el caso de los grifos para cocinas). El último precepto general a tener en cuenta es el de la facilidad de limpieza, escoger un grifo cuyo modelo se fácil de limpiar y tenga una superficie de calidad que permita una buena acción de limpieza y que no contenga rincones de difícil limpieza y demás también resulta muy trascendente.

Entrando ahora en el detalle de los tipos de grifos más concretos para el baño podremos decir que existen tres grandes sub-tipos. Por un lado, se encuentran los grifos para la pica donde nos lavamos las manos, la cara, los dientes, etc. Luego existen los grifos para el bidé que se pueda tener y en último término existen los grifos para bañera o ducha, el tercer gran elemento de un baño convencional.

Dentro de los grifos para el lavamanos decir que existen de tres grandes tipos: por un lado, existen los de caño bajo, luego existen los de caño alto y, finalmente, existen los encastrados. Los primeros, los de caño bajo, resultan ideales para aquellos baños que incorporan unos muebles en el cual el lavamanos se encuentra integrado en los mismos. Los de caño alto resultan óptimos para aquellos lavamanos que se encuentran en muebles de sobreponer y los encastrados son recomendables para aquellos grifos cuya toma de agua se encuentra directamente en la pared.

En la actualidad dos elementos que pueden jugar un papel netamente diferenciador en los grifos para baños son las luces led que algunos modelos pueden incorporar y el latiguillo que se les pone a los grifos. En el primero de los casos no se está hablando de un elemento meramente estético de iluminación mientras sale el agua sino de cambio de color mientras va cambiando la temperatura del agua, y en el segundo de los casos se está hablando de la posibilidad de incorporar limitadores de caudal que limiten el consumo de agua y que, en consecuencia, potencien el ahorro.

Siguiendo la misma línea de los tipos de grifos para baños, pero centrando ahora el asunto en los grifos para bidés decir que los mismos no difieren en gran manera de los grifos que pueden ser instalados en los lavamanos convencionales, no difieren en gran manera si bien resulta cierto que los mismos suelen presentar unas características particulares pues sus usos también son más particulares.

Dos de los aspectos más diferenciadores de este tipo de grifos es que los mismos acostumbran a ser más básicos dado su común menor uso, no acostumbran a ser encastrados y los mismos suelen incorporar una pieza que puede moverse y enfocar así el chorro del grifo a conveniencia de la persona usuaria.

Luego, enfocándose en los grifos para bañeras y duchas decir que también existen distintas modalidades de los mismos, aunque la más común es la de grifos que se anclan en la pared siendo así de los denominados grifos de tipo mural, con independencia del tipo de dispersor del agua que luego se le pueda incorporar al grifo.

De las variables que podrían mencionarse de tipos de grifos para bañeras y duchas decir que las que más destacan son las de los grifos termostáticos bi-mando (sin perjuicio de los grifos monomando u otros). Estos grifos termostáticos se caracterizan por tener un mando que sirve para regular la temperatura del agua mientras que el otro mando permite hacer una regulación precisa del caudal saliente de la misma.

Tipos de grifos para cocinas

Luego, hablando de los grifos para cocinas decir que estos también son uno de los tipos de grifos más solicitados y uno de los grifos a los que se les da más uso del hogar, por ello en este tipo de grifos -sí cabe- aún resulta más importante la resistencia y la durabilidad, pero sin que lo tenga que suponer una merma ni en la funcionalidad ni en el diseño del grifo a escoger.

Dentro de grifos para cocinas existen dos grandes grupos, por un lado se encuentran los grifos que se encastran en la pared y luego existen los que se colocan directamente en la encimera. No existe un modelo mejor o peor en este sentido, simplemente deberá escogerse la modalidad concreta según el tipo concreto de instalación que se disponga en la cocina de nuestro hogar.

Otra de las grandes divisiones que existen en el ámbito de los tipos de grifos de cocina existentes en el mercado es la establecida por la división que existe entre aquellos grifos bi-mando y aquellos grifos monomando. Una vez más no existe técnicamente una opción mejor o peor, lo que existe son opciones que gustan más o menos, si bien es cierto que se han ido imponiendo con el tiempo los grifos monomando pues para un gran número de personas ofrecen una comodidad y facilidad de uso mayor que los modelos bi-mando que han ido quedando desplazados de la mayoría de hogares.

Por supuesto no debe dejarse de pensar en el tipo de caño del grifo escogido. Existen los grifos de cocina de caño alto que resultan ideales para poder -por ejemplo- introducir ollas de gran tamaño debajo de los mismos y llenarlas de agua, algo que en el caso de los grifos de caño bajo en muchas ocasiones no resulta posible de realizar. Una vez más dependerá de la configuración concreta de la cocina que se tenga lo que determine la idoneidad de una u otra opción de grifo.

grifo para cocina

Este tipo de grifo es para cocinas

No debemos olvidar que con los años el mundo de la grifería ha ido avanzando una barbaridad y en el momento actual se pueden encontrar variantes de muchos tipos y que por ejemplo es posible encontrar desde caños extraíbles o abatibles (ideales por si nuestra ventana de la cocina no se puede abrir por chocar con un caño convencional), hasta caños extensibles que pueden servir a modo de dispersores de agua para lavar de una mejor forma los platos y el resto de utensilios de cocina.

A partir de lo anteriormente mencionado los tipos de grifos de cocina que pueden abrirse delante nuestro son enormes, así pueden existir desde grifos invertidos hasta grifos que pueden funcionar sin manos pues son grifos que resultan accionados por un pedal.

Y todo ello por no mencionar las distintas variables que pueden encontrarse para optimizar el consumo de agua, tanto es así como según los mecanismos que se incorporen o sistemas que se utilicen el ahorro de agua logrado puede llegar a ser superior al 50%.

Algunas de las opciones existentes más acordes para ellos son las de aquellos grifos que llevan incorporado algún sistema economizador en su difusor o los sistemas que ofrecen doble posición de apertura, entre muchos otros.

Elegir diferentes tipos de grifos
4.7 (94.55%) 11 votos
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter