¿Qué hay que estudiar para ser un fontanero?

te contamos que debes estudiar para ser fontanero

La formación es necesaria en cualquier ámbito de la vida, y es una necesidad más básica aún si cabe en un mundo como el actual donde todo evoluciona y se transforma rápida y drásticamente. Siendo así bien puede entenderse que la profesión de fontanero también requiere de una adecuada formación y sobre que hay que estudiar para llegar a ser un fontanero es de lo que vamos a tratar en este artículo.

En primer lugar un aspecto trascendental para tomar en consideración es el de distinguir entre aquellas profesiones en las cuales existe la necesidad de una formación reglada determinada para conseguir una titulación concreta que deberá habilitarnos para el ejercicio de dicha profesión y aquellas profesiones que quizás no requieran indefectiblemente de una titulación concreta habilitadora conseguida a partir de una concreta formación reglada pero que sí que requerirán, obviamente, de una formación práctica para poder desarrollar la misma adecuadamente y con plenas garantías.

Además, a colación con lo anterior, debe tenerse muy presente que aún en el caso en el cual no se requiera obligatoriamente de una titulación específica para ejercer una determinada profesión ello no presupone ni mucho menos que no se requiera de tener la formación adecuada para realizar la labor, pues evidentemente nadie puede trabajar de una profesión cualquiera de no disponer de los conocimientos para desarrollar tal labor, y esos conocimientos tan sólo pueden lograrse y se logran a través de la formación y de la experiencia.

¿Qué estudios necesito para ser fontanero?

Si una persona se quiere dedicar profesionalmente al ámbito de la fontanería lo primero que deberá tener es lo más básico, lo primero que deberá tener es el Graduado Escolar, pues es la posesión de esta titulación elemental la que abrirá las puertas a posteriores estudios más avanzados.

Sea como fuere, si una persona no hubiese obtenido el Graduado Escolar en su momento y lo desease obtener en una etapa posterior siendo ya más mayor no existiría problema. Existen multitud de opciones para prepararse para obtener tal titulación en la edad adulta.

La realización de un ciclo esencial en fabricación y montaje es muy relevante para la adquisición de los conocimientos y de las habilidades necesarias para el desarrollo posterior de la actividad profesional de fontanero. Este ciclo se imparte en el ámbito de la FP (Formación Profesional) y es muy interesante pues el mismo aporta unos atributos muy especiales a los aspirantes de fontanero.

Sobre el ciclo en fabricación y montaje en el párrafo anterior mencionado cabe decir que el mismo no es impartido por todos los centros de formación de todas las ciudades y poblaciones de nuestro país, por ello si una persona está interesada en realizarlo resultará adecuado informarse antes del respecto para conocer cuál es el centro más cercano en el cual se importe tal formación.

De vivir en grandes ciudades no existirá probablemente problema para encontrar un centro que imparta este curso en la misma localidad donde vivimos, caso distinto será si vivimos en ciudades medianas o en localidades pequeñas, en esos casos bien pudiera ser que nos tuviésemos que desplazar un poco si quisiésemos cursar tal curso.

Con el curso de fabricación y montaje se aprenden los fundamentos de la profesión de fontanero y muy específicamente se entra a conocer todo lo concerniente al ámbito estructural de las edificaciones, incluido por supuesto a todo lo concerniente al despliegue de las tuberías dentro de las mismas y a todo lo que tenga que ver con elementos relacionados de algún modo con los conductos de agua.

Una vez ya se está en posesión de la titulación que otorga la realización y superación del curso anterior mencionado se abren distintas vías, distintos caminos que pueden resumirse en dos escenarios principales:

En primer lugar, cabe el realizar una prueba que permita acceder al grado superior de la formación y en segundo lugar se pueden ir escalando posiciones mediante el ir pasando por grados intermedios hasta situarse en el grado superior de forma natural.

Analizando las dos posiciones anteriores mencionadas puede decirse que, en realidad, no existe una opción buena y otra opción mala. Las dos opciones anteriores mencionadas pueden ser muy buenas o muy malas, depende de la situación de cada persona y de los objetivos de la misma.

El consejo general que se puede dar sobre lo expresado en los dos párrafos anteriores es que si se está convencido de conocer sobradamente todo lo relacionado con el ámbito de la fontanería (por ejemplo por haber acumulado una gran experiencia práctica aún en ausencia de haber realizado formación al respecto) quizá pueda estar bien probar de hacer el acceso directo al grado superior, pero si, por el contrario, lo que se desea es adquirir realmente formación y coger fundamentos sólidos sobre la profesión entonces lo mejor será ir paso a paso y subir escalonadamente cada uno de los pasos formativos con los que nos vayamos encontrando.

Además de todo lo anterior, una de las grandes ventajas de ir haciendo pasos en los escalones intermedios es que se realizan prácticas en las empresas, ello contribuye en primer lugar a poner en práctica nuestros conocimientos teóricos en escenarios reales y, en segundo lugar, nos permite irnos adentrando en el mercado laboral, conocer el funcionamiento del mismo e ir dándonos a conocer poco a poco.

Toda la formación anteriormente mencionada vendría a ser la formación troncal para desarrollar la profesión de fontanero de forma general, pero -como en casi todas las profesiones también- la especialización puede ser muy interesante y por ello puede resultar muy recomendable realizar formación específica para especializarse en determinados segmentos de la fontanería una vez desarrollada y superada la formación general anteriormente descrita.

Dicho de otro modo, lo anterior, la formación anterior nos habilitará para conocer todo lo concerniente a la fontanería en general, pero no nos preparará para especializarnos en ramas específicas de la misma. Ser un fontanero generalista es muy interesante y resulta indispensable pues es la única forma de saber dar respuesta a todo lo que dentro de la profesión se nos puede exigir, pero si se quiere poseer de auténtico valor añadido, si se quiere ser bueno realmente en algo resulta muy adecuado especializarse en aspectos como la instalación de calefacciones, la instalación de sistemas de ventilación y un largo etcétera de ejemplos que podrían ponerse.

Curiosidad

¿Qué herramientas usa un fontanero?

¿Qué trabajos realiza un fontanero?

Con el “pack” de formación anterior ya se dispondrá de todo lo necesario formativamente para ejercer con suficientes garantías la profesión de fontanero (cabe destacar lo de “formativamente”, pues evidentemente luego deberá poderse llevar a la práctica y mejorar día a día mediante la experiencia en cada uno de los servicios que se vayan desarrollando) y entonces habrá llegado el momento de empezar a desarrollarse en la profesión.

Llegado el momento de desarrollarse en la profesión puede que la persona se pregunte cuáles son las labores concretas que desarrolla un fontanero. Y ello es así pues decir que un fontanero se encarga de la “fontanería” o de los asuntos relacionados con el “agua”, puede ser algo muy genérico y simplista, por ello es interesante poner el foco un poco más adentro en el asunto.

los fontaneros realizan toda clase de trabajos

Tanto se trabaje por cuenta propia como por cuenta ajena uno de los servicios que más solicitan son los clientes son la reparación de las redes de desagüe de los edificios y de las casas individuales. Por supuesto también son muy requeridos los servicios para crear nuevas redes de desagüe.

Todo lo concerniente al mantenimiento, reparación y cambio de todos los elementos de grifería y sanitarios instalados también son labores absolutamente centrales en el quehacer diario de cualquier fontanero.

La instalación de Agua Caliente Sanitaria (ACS), así como el mantenimiento y la reparación de los elementos que componen una red de ACS también figuran en lo más alto de todos los rankings de actividad de un fontanero. Por supuesto cuando se habla de la instalación, reparación y mantenimiento de todo lo relacionado con las redes ACS también se incluye de las calderas y demás equipamiento necesario.

Sistemas de refrigeración o de calefacción, los conductos que conlleva asociados, y una vez más todos los elementos de estos, también figura dentro de la actividad de cualquier fontanero. Cabe destacar que estos elementos son muy sensibles, requieren de un mantenimiento mayor que otros sistemas y por ello además de la instalación de estos, en estos casos destaca muy el mantenimiento de los sistemas ya existentes.

Luego, otras actividades también relevantes para cualquier fontanero, puede ser la búsqueda y reparación de todo tipo de escapes de agua, la impermeabilización de zonas del hogar, etc.

Un último apunte muy interesante de realizar es que todo fontanero debe de estar capacitado para prestar sus servicios tanto en el ámbito doméstico como en el ámbito empresarial. Ello es así, pues si bien es cierto que el mercado de los hogares particulares es muy amplio y extenso también lo es el de las empresas, fábricas, comercios y demás oficinas y negocios que también pueden requerir de los servicios de un fontanero y es importante poder dar respuesta y atender a todos ellos.

En Solucionas Reparaciones tenemos los fontaneros más formados y expertos, por eso ofrecemos nuestros servicios como fontaneros 24 horas en casi toda España.

¿Qué hay que estudiar para ser un fontanero?
4.8 (96%) 5 votos
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter