Cómo proceder a la limpieza de fosa séptica

aprende a realizar un vaciado o limpieza de fosas septicas

La limpieza de fosas sépticas es una realidad constante y es que toda fosa séptica requiere de un mantenimiento adecuado y de una limpieza regular para que la misma se encuentre en buenas condiciones y para que la misma no puede llegar a provocar graves problemas de contaminación, insalubridad u otras.

Por ello, por todo lo anterior, es importante saber cómo proceder a la limpieza de una fosa séptica, conocer precio vaciar fosa séptica y, en general, conocer todo aquello relacionado con la limpieza de estos elementos tan necesarios como importantes de ser tratados adecuadamente.

Conociendo la limpieza de una fosa séptica

Para empezar a conocer los aspectos concernientes a vaciado de fosas sépticas, a limpiar fosa séptica sin vaciar en particular y a todo lo concerniente a la limpieza de estas es interesante conocer antes algunos aspectos muy relevantes que nos ponen en situación.

Las fosas sépticas tienen como función la filtración de las aguas fecales para que cuando lleguen al sistema de alcantarillado las mismas ya lleguen depuradas. Dicho de otro modo, actúan a modo de depuración de aguas como una estación depuradora, pero sin el mismo alcance, pero sea como sea el objetivo siempre es el mismo: verter las aguas a las alcantarillas una vez la misma ya ha sido tratada.

La legislación vigente es exigente y son muchas las propiedades (tanto casas donde viven una única familia como comunidades de propietarios) que en los últimos años han tenido que ir adaptándose a la misma, una legislación exigente que tiene la finalidad de evitar contaminar el medio ambiente. También pretende garantizar la salubridad y, por supuesto, también persigue generar molestias en el entorno como pueden ser las provocadas por los malos olores.

Tal y como se ha dicho, toda fosa séptica requiere de un mantenimiento y de una limpieza adecuada, todo elemento de este tipo requiere de alguien especializado que se dedique a vaciar fosa séptica (aunque también puede realizarse la limpieza sin el vaciado fosa séptica en algunos supuestos).

Aspectos generales de la limpieza de fosa séptica

Para proceder a la limpieza de fosa séptica algo que debe tenerse muy presente es que sus requerimientos de limpiado irán acordes a la función exacta que la misma tenga y al número de usuarios que la misma atienda.

Ahora bien, sea como sea, la finalidad de la limpieza de fosa séptica siempre es en esencia la misma. La finalidad de limpiar una fosa séptica siempre debe de ser la de realizar la extracción de aquellos lodos que se hayan ido acumulando con el paso del tiempo, así como la de retirar el volumen de grasa que con el paso del tiempo se puede haber ido asentando.

Limpiar una fosa no es una tarea rápida y es algo que debe irse haciendo de forma constante y cada vez que se haga debe de tenerse muy presente que nunca debe realizarse una extracción completa de todos los lodos existentes, de todos los lodos que se hayan ido acumulando con el tiempo, pues dejar una porción de estos es necesario para el buen funcionamiento de la misma fosa.

Puede resultar paradójico pero la realidad es está, así que un buen porcentaje de retirada de lodos podría situarse aproximadamente en el 80%, dejando así el resto para no perjudicar al funcionamiento del sistema. Pero ¿si es constante la labor de limpieza de fosa séptica supone que cada día debe de limpiarse la misma? No, evidentemente no.

Una fosa séptica no debe de ser limpiada cada día, cuando se habla de que la misma requiere de un mantenimiento y una limpieza constante se refiere a que no se trata de algo ocasional de lo que uno puede olvidarse indefinidamente una vez realizado, a lo que se refiere es que es una labor para tener en cuenta pues siempre deberá tenerse presente el estado de la fosa séptica para saber cuando corresponde hacer una limpieza de la misma.

A colación de lo anterior decir que, como norma general, deberá realizarse la extracción de los lodos mencionados cuando los mismos hayan llegado a copar más o menos la mitad de la capacidad de la fosa séptica.

Independientemente de los pasos concretos que deberán seguirse, y que se expondrán a continuación, para realizar la limpieza de una fosa séptica debe tenerse presente que todo el proceso deberá realizarse tomando todas las debidas precauciones correspondientes y es que no debe olvidarse que al tratar con dichos lodos uno se expone al metano, un gas que resulta muy explosivo por lo que en ningún momento deberá fumarse ni nada por el estilo mientras se esté cerca de la zona en la que se esté trabajando.

Por todo lo anterior el proceso deberá ser cuidadoso y, por ejemplo, cuando se realiza la apertura de la fosa séptica debe de hacerse lentamente y evitando inhalar los gases que emanen de su interior, así como debe hacerse también lentamente para evitar así provocar un cambio brusco y repentino de la presión que se encuentre dentro de la fosa y que podría llegar a provocar incluso una explosión en la misma.

guia para la limpieza de fosas septicas

Limpieza de fosas sépticas paso a paso

Para poder visualizar clara y nítidamente la forma en la que llevar a cabo la limpieza de una fosa séptica nada como realizar un listado desgranado por pasos para que pueda verse de forma correlativa y detallada todos los pasos que deben hacerse.

Tal y como podrá visualizarse en la lista que se va a mencionar a continuación existen conceptos que ya se han desgranado en párrafos anteriores (como puede ser la peligrosidad de no realizar el proceso de una forma cuidadosa) pero que ahora veremos de forma detallada, pautada y desgranada precisamente para situarla en la posición que le corresponde y para que pueda verse cómo actuar en el momento de la limpieza de fosa séptica.

Así, un buen esquema a tomar en consideración para llevar a cabo la limpieza de una fosa séptica puede ser el siguiente:

  1. En primer lugar, deberá procederse a la apertura de la tapa o de las tapas que estén cerrando la fosa séptica de marras. Tal y como ya puede intuirse la apertura deberá hacerse de una forma muy lenta para evitar respirar los gases que se han producido en el interior de la fosa séptica por el proceso químico desatado a través del fermentado de las materias fecales con el lodo. Abriendo poco a poco la fosa séptica se conseguirá ir liberando poco a poco los gases lo que minimizará el riesgo de inhalación, así como evitará un cambio brusco y repentino de la presión de dentro de la fosa séptica. Todo ello tiene que ver con la alta inflamabilidad del gas metano, así como de su toxicidad.
  2. Una vez realizada la apertura de la fosa séptica de forma seguirá para proseguir con la limpieza de fosa séptica deberá procederse a la colocación de la bomba de aspirado. La colocación de la bomba deberá realizarse de forma precisa en la zona de las aguas servidas y siempre a la altura de ras de agua, es decir, en la zona superficial del agua para que la aspiración primero aspire esa zona que es donde se encuentran los elementos flotantes, así como la grasa acumulada.
  3. Cuando se ha iniciado el proceso de aspirado y el sistema de aspiración ya ha empezado a aspirar las primeras capas es momento de ir sumergiendo de forma controlada y sin ir deprisa hacia el fondo de la fosa con la finalidad de que vaya empezando a aspirar el lodo acumulado. Siempre deberá evitarse eliminar la capa final, la capa más baja de los lodos acumulados.
  4. En este paso habrá llegado el momento de situar la manguera de agua que servirá para suministrar agua limpia a la fosa. Este proceso de clarificación del agua va acompasado el proceso de eliminación de desechos existentes. En esta parte del proceso es importante fijarse en no aspirar más lodo que agua, por lo que deberá mantenerse controlado el flujo del líquido elemento.
  5. Cuando se está realizando una limpieza de fosa séptica si se quiere que la misma sea completa, deberán también realizarse otras labores paralelas, pero igualmente importantes. Así por ejemplo deberán limpiarse los filtros existentes y deberá hacer con agua a presión.
  6. Una vez finalizados todos los pasos anteriores (y habiéndose asegurado de haber respetado esa eliminación de un ochenta por ciento aproximado de los lodos y de haber rellenado con agua limpia de nuevo la fosa) será el momento de añadir a la fosa séptica el activador bacteriano. Tanto las dosis como las especificaciones concretas deberán ser las que marque el fabricante específico del activador bacteriano que se haya adquirido.
  7. Cuando ya se haya realizado todo lo anterior tan sólo quedará cerrar de nuevo la fosa séptica. En el momento de cerrarla debe ponerse especial cuidado en que la misma quede adecuadamente cerrada y se debe verificar que no resulte fácil de abrir, pues nunca debe minusvalorarse el riesgo de una apertura descontrolada de la misma.

Cómo siempre decimos en Solucionas.es, si tiene dudas o no cuenta con el equipamiento necesario para limpiar usted mismo una fosa séptica, lo mejor es que llame a nuestro gran equipo profesional de desatascos.

Cómo proceder a la limpieza de fosa séptica
5 (100%) 3 votos
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter