¿Sabes si el seguro cubre la factura del cerrajero?

cubre el seguro la factura del cerrajero

¿Cubre el seguro la factura del cerrajero?

Uno de los errores más frecuentes que se cometen es el de pensar que siempre que se tenga contratada una póliza de seguro del hogar y se llame a un cerrajero el mismo, indefectiblemente, estará incluido en la póliza y no nos supondrá ningún coste y ello no siempre es así.

Y ello no siempre es así puedes existen supuestos en los que la intervención del cerrajero sí que estará incluida y existen otros muchos supuestos en los cuales las actuaciones profesionales del mismo no resultarán para nada incluidas.

En las siguientes líneas de este artículo vamos a ver aquellos supuestos en los que la preceptiva participación sí que resulta incluida en el seguro de hogar y aquellos supuestos en los que la intervención de un cerrajero, no resulta para nada preceptivo.

¿Cuándo el seguro del hogar cubre la factura del cerrajero?

Este artículo pretende convertirse en una guía esencial y básica para orientarse en aquel momento en el cual se vayan a solicitar los servicios de cerrajeros tener claro si se puede contar con la cobertura del seguro que pueda tenerse o no, pero primero de todo -obviamente- debe tenerse en cuenta las mismas condiciones particulares del seguro.

Cabe decir lo anterior pues es muy importante resaltar las diferencias en las condiciones particulares que pueden existir entre un seguro y otro. No todos los seguros del hogar son iguales y, en consecuencia, no todos los seguros del hogar disponen de las mismas coberturas, por ello lo primero que se deberá consultar es que en la póliza esté cubierto el servicio de cerrajería y, en caso afirmativo, en que términos lo está.

Ahora bien, dicho lo anterior también resulta acorde decir que si bien existen algunas particularidades entre un tipo de seguro y otro, también es cierto que los mismos normalmente acostumbran a seguir un mismo patrón y los conceptos son similares o idénticos y las coberturas parecidas.

A grosso modo puede decirse que la intervención de un cerrajero está cubierta por una póliza de seguro de hogar cuando está intervención venga derivada de un accidente o incidente, no sea por causas dolosamente imputables al titular del seguro y resulte realmente un accidente o incidente, y no una mera decisión arbitraría del titular del seguro o una actuación por desgaste por uso de una pieza.

Así, para exponer en la práctica los supuestos anteriores y para visualizarlo gráficamente algunos supuestos en los que la actuación de un cerrajero estará cubierta por la póliza de seguro del hogar serán, por ejemplo, los siguientes:

En aquellos casos en los cuales una persona se pueda haber dejado las puertas del hogar dentro de casa y luego no pueda abrir la cerradura estará cubierto, pues es un incidente no intencionado y por ello resultará cubierto.

También resultará cubierto el cerrajero por la póliza de seguro del hogar en aquellos supuestos en los cuales se hayan podido perder o extraviar las llaves o las mismas hayan sido robadas. En el primero de los casos se tratará de otro incidente no doloso y en el segundo obviamente nos encontraremos ante un incidente no buscado. En este caso contrato, además, resulta interesante mencionar que sí bien las compañías suelen diferenciar entre hurto y robo para no dar cobertura o cobertura, en este caso -y sólo en este caso- bien puede decirse que ambos conceptos son equiparables y ambos cubrirán la intervención de un cerrajero.

Del mismo modo resultarán cubiertos aquellos casos en los que la resulta haya podido ser dañada por un tercero, mediante, por ejemplo, la introducción de silicona en la misma y que la deje inutilizada.

¿Cuándo el seguro de hogar no cubre la factura del cerrajero?

Ahora bien, igual que existen supuestos en los que la intervención de un cerrajero puede resultar cubierta por el seguro del hogar, cabe decir que también existen otros muchos supuestos en los que los servicios de un cerrajero no resultarán incluidos, véanse a continuación también algunos ejemplos de supuestos en los que un cerrajero no estará cubierto por la póliza de seguro.

Por lo general todos aquellos supuestos en los que la cerradura se haya estropeado por efectos del uso de la misma, por deterioro del paso del tiempo no estará cubierto. Estas piezas tienen una vida útil y una vez se ha llegado al final de la misma, o aunque no se haya llegado a fin de su vida útil no podrá estimarse que ha existido accidente o incidente y en consecuencia no estará cubierto.

Tampoco estará cubierta la sustitución de cerraduras cuando esta se produzca por un mero acto voluntario del titular. Dicho de otro modo, si se cambia la cerradura por haber perdido las llaves o por haber sido sustraídas las mimas sí que resultará cubierto pero no resultará cubierto si se cambia por otros motivos que puedan ser considerados liberalidades del propietario.

¿Cómo pedir al seguro que cubra la factura del seguro?

Una vez se requieran los servicios de un cerrajero y se tenga claro que el supuesto en cuestión está cubierto por la póliza de seguro se debe conocer el modo de proceder para hacer que el servicio quede cubierto para el seguro, esto es muy importante pues de no hacerlo según lo estipulado por la compañía la misma después podrá negarse a cubrir el servicio en cuestión.

Para saber el proceso concreto que sigue la compañía para estos supuestos deberá leerse lo establecido en la póliza y en caso de dudas llamar a la aseguradora para consultarlo y asegurarse antes de proceder, pero como norma general los procesos también resultan bastante estandarizados y existes dos grandes formas de proceder.

Por un lado existe la fórmula que podríamos considerar la ideal. Esta fórmula es la que da la opción de escoger al cerrajero 24 horas que se desee. Cierto es que eso hace que usted tendrá que pagar la factura del cerrajero, pero después se presentará a la compañía aseguradora y está en pocas horas o días la pagará y se habrá conseguido tener al cerrajero deseado, con unos conocimientos profesionales avanzados y sobre todo se habrá conseguido un servicio instantáneo.

Luego, por otro lado, existe la fórmula que imponen algunas compañías que es la de tener que llamar a la misma para que ellos envíen a sus propios cerrajeros. Esto tiene el inconveniente que, en muchas ocasiones, las compañías no son precisamente rápidas y pueden hacer esperar horas al cliente y además las mismas suelen no tener profesionales avanzados en el ramo, sino más bien profesionales multi-reparaciones y eso se nota en la calidad final del servicio.

Sea como fuere en la mayoría de ocasiones las compañías exigen, sea cual sea el supuesto, llamar previamente a la compañía para notificar el siniestro (aunque no siempre es así).

Aún a colación con todo lo anterior, también cabe mencionar que existen modelos híbridos. Dicho de otro modo, existen compañías que admiten más de una forma y dan a escoger entre la libre elección de cerrajeros (a veces con un tope de gasto a veces no) y la elección de los cerrajeros por parte de ellos.

Ventajas de llamar a un cerrajero 24 horas y no al del seguro

Tal y como se decía se podría considerar que el escenario ideal es aquel que permite llamar libremente a un cerrajero 24 horas cualquiera, al que se desee y que este pueda atendernos.  Ello supone la garantía de poder recibir un servicio de calidad, rápido y seguro.

No es nada habitual que las compañías de seguros nos envíen a sus cerrajeros en pocos minutos, por el contrario los cerrajeros 24 horas están preparado para actuar con celeridad. Del mismo modo, tal y como se comentaba también, las compañías no siempre cuentan con los mejores especialistas por lo que no ofrecen el mejor resultado.

En resumen, los cerrajeros enviados por las compañías pueden tardar mucho, tanto que a veces hacen desesperar a los clientes y estos acaban llamando por sí mismos a sus propios cerrajeros pues no resulta nada placentero estar esperando poder entrar en el hogar e incluso puede suponer un riesgo.

¿Los actos de vandalismo los cubre el seguro?

Si alguien se pregunta si los supuestos de vandalismo están cubiertos por el seguro la respuesta es un rotundo sí.

Antes se ha visto un claro ejemplo que puede ser vandalismo y que resulta cubierto (el de la silicona en la puerta) pues ello mismo aplicaría para todos los supuestos.

En todos los supuestos de vandalismo (cabe recordar el consejo de leer siempre la póliza para ver las coberturas concretas) estará incluido tanto el reparar el acto vandálico (por ejemplo retirar la silicona de la cerradura), como cambiar las piezas que puedan corresponder derivadas del acto vandálico.

El cerrajero puede cambiar el motivo de la factura

Muchas personas tienen la tentación de pedir a los cerrajeros que modifiquen los conceptos de la factura para hacer ver que sí que estaba cubierto por el seguro algo que no estaba incluido realmente en la póliza, ello es algo que -evidentemente- legalmente los cerrajeros no pueden hacer.

Además de ser ilícito que puede conllevar desagradables consecuencias, resulta moralmente reprobable y debe tenerse presente que en el entorno actual las compañías de seguros cuentan con medios suficientes (peritos, psicólogos, etc.) para detectar fácilmente cuando se les pretende engañar.

¿Sabes si el seguro cubre la factura del cerrajero?
5 (100%) 2 votos
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter