Todo sobre la limpieza de piscinas

consejos para la limpieza de piscinas

La piscina es uno de los elementos de relax y de ocio preferido por muchas personas. Las piscinas tanto en el ámbito doméstico, como en el ámbito hotelero y en cualquier otro supone un gran reclamo para atraer gente. Disponer de una piscina es la gran ilusión de mucha gente, pero, del mismo modo que casi cualquier otro elemento, una piscina requiere de un adecuado mantenimiento, por ello saber cómo realizar una limpieza de piscinas resulta primordial tanto si se tiene una piscina, como si se desea adquirir una piscina o simplemente si se tiene curiosidad sobre el asunto.

Sin duda el asunto de limpiar una piscina, tanto sea limpiar piscina vacía como se trate de limpieza piscinas a nivel de mantenimiento sin vaciar las misma es un tema de absoluta relevancia para mucha gente y se podría añadir que de potencial interés para todo el mundo, por ello en este artículo vamos a adentrar en el modo de realizar el mantenimiento y limpieza de una piscina adecuadamente.

La importancia de una buena limpieza de piscinas

Las piscinas nos aportan un gran nivel de confort, de comodidad y nos aportan muchas -y muy buenas- posibilidades pero que ello sea así es importante que las mantengan adecuadamente y es que una piscina descuida y sin un adecuado mantenimiento puede llegar a suponer un importante problema, por ello una adecuada limpieza de piscinas es más que importante.

Tal y como se mencionaba tener una bonita piscina es el sueño de muchas personas, pero muchas de estas personas después quedan desesperanzadas por el mantenimiento y la limpieza que las mismas requieren. Realmente no es que sea algo muy complejo y ni mucho menos algo inalcanzable pero evidentemente las piscinas no se limpian por sí mismas y limpiarlas regularmente es una obligación de cualquier propietario de una piscina.

Y es que tal y como se indicaba también una limpieza inadecuada de una piscina puede suponer un grave problema, o mejor dicho puede suponer un grave problema en muchos ámbitos. Por un lado, por supuesto, tenemos el problema estético que una piscina sucia y descuidada genera, este problema estético es un grave problema que pueda dar al traste con todos los demás esfuerzos por mantener una casa -o un lugar- bonito, agradable y bien decorado y presentable, pero si se debe ser sincero el problema estético a pesar de ser muy importante y grave sin ningún tipo de dudas no es ni mucho menos el problema más grave que puede ocasionar una deficiente limpieza de piscinas.

Tener una piscina sin limpiar adecuadamente es preparar el camino más rápido para acortar la vida misma de la piscina y para provocar que la misma se deteriore con mayor rapidez y que requiera de más reformas reparación y de rehabilitación, pero sin duda también a pesar de ser este nuevamente un grave problema para las piscinas tampoco es el peor.

Entonces, si ninguno de los aspectos anteriores es el más grave (a pesar de ser por sí mismos ya suficientemente importantes para invitar e impulsar a que se realice una adecuada limpieza de la piscina que se pueda tener), ¿Cuál es ese aspecto más grave que puede darse? Veámoslo a continuación.

Sin ningún tipo de lugar a dudas el peor supuesto de una ausencia de buena limpieza de una piscina es la falta de salubridad de la piscina en sí misma, una piscina descuidada es una piscina insana y una piscina insana es un foco que puede suponer problemas de infección -y otros problemas de salud- para las personas. En este caso ya no estamos hablando de meros problemas estéticos o funcionales, en este caso ya estamos hablando de algo muy serio como es la salud de las personas, de algo que puede llegar a poner en riesgo la salud de las mismas y eso ya sí que es una línea roja que no se pueda traspasar y es algo con lo que no se debe ni se puede jugar.

Opciones para la limpieza de piscinas

Cuando de opciones para la limpieza de piscinas quiere hablarse se puede hablar de una gran variedad de sistemas existentes y la elección de cada uno de ellos será más aconsejado para un tipo de limpieza u otro y para un tipo de piscina u otro. Existe una gran variedad de formas de proceder a la limpieza de una piscina, pero si se hubiese de dividir en grupos debería hablarse de dos grandes grupos: los sistemas de limpieza automática y los procedimientos de limpieza manual.

Sin duda los sistemas de limpieza que actúan de forma automática son unos sistemas que permiten ahorrar una gran cantidad de tiempo a las personas, pues ellos se encargan de una gran parte del trabajo y siendo entonces automatizada la labor permiten realizar la misma con mucho menos esfuerzo y con una mayor cómoda.

Cabe decir que en la actualidad muchas piscinas ya cuentan con un sistema automático de limpieza incorporado en ellas mismas que les permite irse limpiando permanentemente. Este tipo de limpieza se basa en un sistema automatizado que filtra el agua y que mediante el filtrado de la misma el sistema elimina la suciedad y elementos extraños que se hayan podido ir insertando en la misma.

la correcta limpieza de una piscina es muy importante

Además de todo lo que ya se ha dicho con anterioridad la limpieza de piscinas con un sistema automatizado también supone que el agua se encuentra en permanente movimiento lo que implica evitar todos los problemas que podrían venir derivados de tener el agua estancada y quieta dentro de la piscina por un largo periodo de tiempo.

Ahora bien, con independencia de este tipo de depuración automática del agua que se debe de realizar, también debe saberse que el agua requiere de ser tratada con elementos químicos para que la misma se mantenga en adecuadas condiciones, a la vez que también se deben realizar labores de mantenimiento y de limpieza del fondo de cualquier piscina para evitar que se realicen formaciones calcáreas o que aparezcan algas en el mismo.

Por todo ello podemos ver que el filtrado del agua es una parte fundamental de la limpieza de cualquier piscina, es una de sus partes centrales por no decir la central se podría decir, pero sin duda no es la única.

Consideraciones sobre la limpieza de piscinas

Muchas personas se piensan que al ser en verano (con excepción de las piscinas de interior climatizadas que tienen uso todo el año), en la época de calor, cuando se utiliza sobre todo la piscina, es en ese único momento cuando una piscina debe de ser limpiada y nada más lejos de la realidad, una adecuada limpieza de piscinas también pasa por hacer un adecuado mantenimiento de las mismas en época hibernal, cuando las mismas no estén en uso.

Y es que una adecuada limpieza de una piscina en invierno garantiza que cuando llegue verano, que cuando llegue la época de uso de la misma, la misma se encuentre en adecuadas condiciones para su funcionamiento, presente un buen aspecto y no suponga ningún riesgo de ningún tipo ni para el entorno ni para las personas.

Debe hacerse hincapié en que limpiar una piscina no es excesivamente costoso y ni mucho menos resulta costoso mantenerla descontaminada. En la actualidad existen tratamientos químicos muy buenos que mantienen el agua en muy buenas condiciones y los mismos no destacan precisamente por sus elevados precios.

Luego, otras consideraciones que podrían realizarse sobre la limpieza de piscinas serían, por ejemplo, las relacionadas con otras variables que puedan influir en la necesidad de una mayor o menor limpieza de una piscina con independencia de su ciclo estándar de limpieza, mantenimiento y revisión.

Así, para ahondar un poco más en lo anterior, puede verse como además de los propios ciclos naturales y normales que se dan en la limpieza de piscinas existen otros factores que pueden alterar dichas necesidades y muchos de esos factores se encuentran en elementos externos, especialmente en elementos medioambientales.

Aún a colación con lo anterior, decir que la temperatura del lugar donde se encuentre situada la piscina también jugará un papel determinante en una mayor o menor necesidad en la limpieza de la piscina y es que una temperatura que se encuentre en una horquilla de entre unos veinte y unos veinticinco grados centígrados es el caldo de cultivo ideal para hacer trabajar más al agua y en consecuencia desequilibrar con una mayor facilidad el PH de la misma.

Del mismo modo que en el caso anterior, la temperatura, en este caso la acción solar también influye en la necesidad de limpieza del agua y es que una mayor incidencia de los rayos solares se traduce en una mayor necesidad de limpieza ya que los mismos potencian que se degraden los elementos que mantienen el agua en buenas condiciones con mayor rapidez y alimentan la producción de algas en el sistema interno de la piscina.

Finalmente, decir que las tormentas también pueden tener que hacer limpiar una piscina con mayor asiduidad y es que las mismas en algunas ocasiones pueden ser fuente de enturbiado de agua de la piscina en cuestión.

Todo sobre la limpieza de piscinas
5 (100%) 1 voto