Cómo evitar el robo de tu trastero

Del mismo modo que resulta indispensable garantizar las puertas de acceso a una vivienda, si la misma dispone de un trastero independiente también es importante que se proteja el mismo para evitar que en éste se puedan producir robos por parte de ladrones ávidos de quedarse con las posesiones de personas ajenas.

Desgraciadamente en muchas ocasiones no se pone toda la atención debida a los trasteros y por eso los mismos acostumbran a ser muy vulnerables a los robos. Así, tomar medidas de seguridad preventivas y proactivas que minimicen el riesgo de robo es una labor necesaria si se quiere lograr que nuestro trastero sea pasto de los ladrones.

Tener en cuenta la seguridad de la puerta y su cerradura

Garantizar la seguridad de un trastero pasa por eliminar sobre todo las vulnerabilidades que se puedan producir por una puerta o una cerradura deficiente. De nada servirá intentar proteger el trastero de no tener una puerta que lo proteja y de no tener una cerradura que respalde adecuadamente a esa puerta.

Una puerta de mala calidad es el camino más directo para conseguir que nos roben, pues al ladrón le bastará con violentar sin gran esfuerzo la puerta (por ejemplo, pegando simplemente una patada a la misma) para lograr entrar dentro del trastero y hacerse con el botín que anda persiguiendo.

Pero atención, pues tal y como se decía de nada servirá tener la puerta más fuerte del mundo si la cerradura que la acompaña no es igualmente fuerte y segura. Ya se sabe aquello que dice que cualquier lugar es tan seguro como lo es la parte más débil del mismo (o algo parecido), en este caso ello resulta plenamente aplicable.

En este caso puede tenerse una puerta acorazada de primer orden y se pueden poner todas las medidas de seguridad que se deseen, que si la cerradura es fácilmente vulnerable toda la puerta será igualmente vulnerable.

Así, instalar una cerradura de máxima calidad es la garantía más cierta de conseguir evitar en gran manera que el trastero sea atacado. Obviamente debe tenerse presente que el riego cero no existe y evitar por completo la posibilidad de que nos entren a robar resultará imposible, pero servirá para ponérselo muy difícil a los ladrones y para minimizar el riesgo de que estos intenten o consigan entrar a robar.

Las denominadas cerraduras invisibles son las que ofrecen un grado de seguridad más elevado y son las más recomendables para ser puestas en trasteros que almacenan cosas de un valor considerable. Evidentemente el coste de estas cerraduras también es sustancialmente superior al de sus homologas, al de las cerraduras sencillas, pero sin lugar a duda el grado de prestaciones y de seguridad pagan esa diferencia de precio.

Dicho lo anterior también corresponde decir que en última instancia conviene hacer un análisis de aquello que se tiene en el trastero, del valor de lo guardado en el mismo para determinar si puede resultar más adecuado instalar un tipo de cerradura u otra.

Apuesta por unos eficaces sistemas de seguridad

Todo trastero que contenga objetos que desees preservar debe de estar adecuadamente protegido y ello pasa -tal y como se venía diciendo ya a lo largo de este mismo artículo- por tomar medidas preventivas y proactivas que garanticen esa seguridad y protección.

Una de las medidas de seguridad que se pueden implementar en un trastero es por ejemplo una alarma de seguridad. Las alarmas de seguridad son muy efectivas especialmente a nivel disuasorio, las mismas evitan muchos robos. Ahora bien, para que una alarma de seguridad sea realmente efectiva la misma debe de ser de una calidad adecuada, la misma debe ser segura, no sirve con instalar cualquier tipo de cámara que se encuentre en una tienda de productos baratos, está no servirá de nada.

Más allá de las alarmas de seguridad puede también resultar interesante instalar cámaras de seguridad que graben lo que sucede en el interior, que detecte movimientos e incluso que nos alerte o que avise a las autoridades competentes en caso de emergencia.

Ahora bien, para evitar alertar en gran manera a los ladrones estas cámaras de seguridad deben ser lo menos visibles posibles, primero para evitar que parezca que dentro hay algo que se quiere proteger y así incentivar las ganas de entrar a robar y, segundo, para evitar que una vez el ladrón está procediendo con su labor pueda desactivar fácilmente las mismas.

evitar el robo en trasteros

Guardar cosas de escaso valor

Puede parecer de Perogrullo el mencionarlo, pero la mejor forma de proteger algo es no tener nada que proteger. Ello no será siempre posible, pero en los casos que sea posible evitar guardar en el trastero productos de gran valor es la mejor opción para evitar que entren a robar.

Instalar una cerradura auxiliar para el trastero

Siempre es mejor dos que una, así que muchas personas deciden poner un doble mecanismo de cierre en la puerta de su trastero. Así, complementar la cerradura primaria del trastero con un buen cerrojo puede ser una excelente manera de aumentar la seguridad del conjunto del trastero, entendiendo siempre que la seguridad pocas veces es el resultado de una acción individual, sino que es más bien el resultado de una apuesta combinada por dos o más medidas de seguridad.

Por supuesto incorporar una segunda cerradura supone un coste extra, por ello se deberá valorar si merece la pena con relación a lo guardado en el trastero o si bien va a salir más caro poner una segunda cerradura que aquello que en el trastero puede encontrarse.

Un apunte en relación con las segundas cerraduras. Muchas puertas de trasteros llevan incorporada una rejilla para permitir la aireación de todo el espacio interior del trastero, en estos casos resultará muy importante que al instalar la segunda cerradura la misma no interfiera de modo alguno, no tapone el conducto de ventilación pues podría ser ilegal según el lugar donde esté instalado, además de suponer un grave riesgo para la seguridad del edificio y de las personas.

Renovar la cerradura en caso de robo o extravío de llaves

En caso de pérdida o robo de las llaves siempre se recomienda cambiar las cerraduras básicas a las que se pueda acceder, y ello incluye la llave del trastero si la misma se ha extraviado o ha sido robada.

Cambiar la cerradura lo más rápido posible es la forma más segura de evitar que puedan entrar a robar. La importancia de cambiar la cerradura, y de cambiarla rápido, aumenta exponencialmente si la persona que nos ha robado nos conocía o si juntamente con las llaves se ha perdido la documentación o cualquier elemento donde se pudiese ver la dirección o direcciones a las cuales pertenecían esas llaves.

Observa tu trastero al menos una vez a la semana

El trastero es un lugar al que muchas personas no le prestan atención. Si el mismo está instalado por ejemplo en la zona del parking del edificio y allí se tiene una habitación para guardar las cosas que es de uso privativo pueden llegar a pasar semanas, incluso meses, hasta que se baje a poner o sacar algo del mismo, eso es un error.

No se trata de mantener un férreo seguimiento del trastero ni se trata de ser una persona obsesiva con el mismo, pero sí que se debe o debería mantener un adecuado seguimiento de que todo está bien y no hay nada de lo que preocuparse, y para ello con bajar más o menos una vez al trastero es suficiente.

El objetivo de controlar el trastero no es tanto el de ver si te han robado o no, que también, sino el de demostrar que hay movimiento. Ello es importante pues muchos ladrones van poniendo trampas para verificar si el mismo está vigilado, si existe movimiento o si está descuidado y es fácil de robar.

¿Qué no deberíamos tener en el trastero?

Obviamente en el trastero puedes guardar todo lo que desees y estás en tu derecho, pero tal y como se mencionaba cuanto menos valor tengan las cosas que guardas en el mismo mejor.

Muchas personas lo utilizan para guardar bicicletas, televisores, incluso joyas, todos ellos productos de un cierto valor. Ello no resulta muy recomendable, un trastero debería servir sobre todo para almacenar lo que su nombre bien indica, para guardar trastos, muebles viejos, ropa vieja, etc., cosas de poco valor que en caso de ser sustraídas no nos importe demasiado.

Que hacer si me han robado el trastero

Si en cualquier momento se detecta que han entrado a robar en el trastero lo primero que debe hacerse es ponerse en contacto con la policía competente. Es importante, no entrar en el trastero ni tocar nada, pues ello podría entorpecer y dificultar enormemente la investigación del suceso.

Una vez la policía haya intervenido, llegará el momento de ver que han robado y de valorarlo. Ese también será el momento de ponerse en contacto con el seguro de hogar o el que sea que pueda cubrir esa eventualidad para que el mismo proceda con las actuaciones que correspondan.

Cómo evitar el robo de tu trastero
4.7 (93.33%) 6 votos
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter