Las averías más comunes del lavavajillas

descubre las averias mas típicas de los lavavajillas

Los lavavajillas se han convertido en uno de los electrodomésticos más habituales de cualquier hogar, los mismos tiene un alto nivel de uso y aportan muchas funcionalidades y comodidad a quienes los poseen, pero los mismos también -como cualquier otro electrodoméstico- resultan susceptibles de averiarse, por ello resulta interesante conocer las averías comunes del lavavajillas más importantes.

Conocer las averías del lavavajillas más habituales nos puede servir para hacernos una buena composición de lugar de aquello que podemos encontrarnos, puede servirnos para intentar identificar a simple vista aquello que le está sucediendo a nuestro lavavajillas y así saber la manera de abordar la avería que le este acechando, o incluso nos puede servir para descartar posibles averías que nos pensemos que nuestro electrodoméstico está sufriendo cuando igual no es así.

Averías frecuentes del lavavajillas: prevención y mucho más

Un lavavajillas es, en realidad, un electrodoméstico con un sistema de funcionamiento bastante sencillo, con unos programas de funcionamiento muy sencillos y no requiere de un mantenimiento complejo ni mucho menos, pero -obviamente- todo electrodoméstico requiere de un determinado nivel de mantenimiento y -además- todo electrodoméstico tiene una determinada vida útil y los lavavajillas no son ninguna excepción.

Para aumentar la vida útil de un lavavajillas en la medida de lo posible y para intentar mitigar las averías más comunes del lavavajillas de la mejor manera resulta indispensable efectuar un adecuado mantenimiento, y es que un adecuado mantenimiento resulta clave y esencial para mejorar tanto el tiempo de uso del lavavajillas como de intentar alargarlo.

Ahora bien, dicho lo anterior, también se debe de ser consciente de que las averías lavavajillas en muchas ocasiones resultan inevitables y siempre se deberá estar atento a las mismas para llamar al servicio técnico para que venga a repararlas, ello es importante (y es importante hacerlo con celeridad) pues dejar pasar el tiempo tan sólo puede provocar que cómo mínimo se enquiste la situación y en el peor de los casos puede suceder que la misma se agrave exponencialmente.

Dentro de las tareas de prevención para intentar evitar averías en el lavavajillas se puede encontrar por ejemplo la necesidad de efectuar una limpieza recurrente del brazo de dispersión con el que cuenta el lavavajillas, así como de ir limpiando el filtro para evitar que resulten posos acumulados.

Por supuesto hacer que el lavavajillas trabaje con los niveles de sal recomendados y cumplir con el resto de las especificaciones establecidas por el fabricante del aparato y por el mismo sentido común es una de las maneras más eficaces de evitar complicaciones con el uso y disfrute de nuestro aparato.

averias lavavajillas

Top de averías más comunes de un lavavajillas

Pero, cómo ya hemos dicho, nada de ello nos evitará ser potencial pasto de las averías comunes lavavajillas que podamos sufrir, pero ¿cuáles son las mismas? ¿Cuáles son aquellas averías que más suelen afectar a nuestros aparatos? Veámoslo en las siguientes líneas.

Uno de los problemas más recurrentes es que se enciendan luces extrañas o que el panel de control emita pitidos o lance mensajes de algún tipo, esto más que una avería en sí misma será el indicador de una posible avería. Dicho de otro modo, que se emita un pitido o que se encienda una luz que normalmente no está encendida no es una avería en sí misma, será una señal de que existe una avería.

Todos los lavavajillas vienen con un manual de instrucciones (y de no disponerse del mismo es muy fácil encontrarlo en Internet introduciendo en un buscador la marca y el modelo concreto del lavavajillas del cual se disponga) y en todos ellos vendrán referenciados los sistemas o mensajes de error que puede emitir el aparato, ello nos dará una buena indicación de la avería que nuestro lavavajillas puede estar sufriendo.

Avería 1: El panel del lavavajillas no se enciende

Otra cosa sería que nuestro panel del lavavajillas dejase de encenderse o algo parecido, entonces sí que podríamos estar hablando de un problema general del aparato que ha dejado de funcionar por completo o de un fallo (por ejemplo, eléctrico) del mismo panel de control que ha dejado de funcionar. En este punto de los paneles de control que dejan de funcionar encontramos una de las averías comunes del lavavajillas existentes.

Avería 2: Se escucha un ruido muy fuerte dentro del lavavajillas

Otra de las averías lavavajillas comunes es la que se produce cuando se escucha un ruido muy fuerte, anormal, a lo largo de los procesos del lavado, este tipo de ruido se caracteriza por se un ruido mecánico algo molesto y puede ir asociado a un problema de rozamiento de los cojinetes del lavavajillas. Este problema requerirá siempre de la intervención de un especialista en el ámbito de las reparaciones de lavavajillas para subsanarlo.

Avería 3: Consume mucha sal

Una avería que puede pasar muy desapercibida pero que también resulta muy común es cuando el lavavajillas pasa a consumir cantidades elevadas de sal, cantidades que no se corresponden con su uso convencional. En el caso de los lavavajillas que consumen una cantidad excesiva de sal los motivos pueden ser distintas, pero básicamente existen cuatro grandes motivos para que ello suceda:

  1. Por un lado, se puede dar el caso de que el elemento de dosificación del aparato esté en mal estado y que ello haga que se provoque un consumo anormal de agua, en este caso la solución pasará por cambiar el denominado “ablandador de agua”.
  2. Otro de los supuestos en los cuales el consumo de sal puede resultar excesivo es un por un fallo en el cierre del tapón del depósito, y ello se es así pues si el mismo ha perdido su hermetismo el consumo de sal del aparato no será el convencional.
  3. Y por otro lado existen también el supuesto de fallo en la electroválvula regulatoria.
  4. Puede estar fallando la placa electrónica que regula el uso de la sal, en todos estos elementos se pueden encontrar las averías de lavavajillas relacionadas con un consumo excesivo de sal.

Avería 4: No evacua el agua correctamente

Otra de las averías comunes del lavavajillas se produce cuando el aparato deja de evacuar de una forma correcta el agua, en tal caso deberá diferenciarse si el problema con el evacuado de agua es externo al lavavajillas o bien si resulta interno al mismo.

Si el problema de evacuado del lavavajillas no es interno al mismo entonces no estaremos hablando en realidad de una avería del lavavajillas en sí mismo, sino que de lo que estaremos hablando es de un problema de los conductos generales del hogar y será a estos a los que deberemos dirigirnos para mirar de localizar el problema.

Ahora bien, si el problema del desagüe es interno entonces sí que estaremos hablando de una avería en el lavavajillas mismo y la misma podrá tener relación esencialmente con los tres supuestos siguientes principales:

  1. Puede existir una acumulación de suciedad en el conjunto del lavavajillas que impida una evacuación correcta y completa del mismo.
  2. Puede suceder que algunos de los conductos de desagüe del lavavajillas ya no estén en buen estado.
  3. Que hayan perdido su posición correcta y también puede darse el caso de que la denominada bomba de evacuación haya dejado de funcionar total o parcialmente en la forma en la que lo venía haciendo.

Avería 5: No seca

Otra de las averías más comunes del lavavajillas se encuentra en la ausencia de secado de este, puede ser que el lavavajillas siga funcionando con aparente normalidad pero que al abrir la compuerta después de cada lavado veamos como el sistema no ha dejado bien secos los utensilios.

La ausencia de secado de los lavavajillas puede tener distintos motivos:

  1. Uno de los principales es la falta del suficiente nivel de abrillantador en el sistema, en este caso no se trataría de una avería del sistema sino de un simple rellenado a realizar, si ese no es el motivo entonces puede que sí que se trate de averías propiamente dichas.
  2. Puede ser debido a una resistencia del lavavajillas en mal estado o dañada por completo o bien que el termostato del mismo ya no funcione correctamente.

Dentro de la gama de las averías del lavavajillas también encontramos el supuesto de los lavavajillas que de golpe dejan de ser aparatos capaces de alimentarse de agua para efectuar el servicio para el cual han sido fabricados, en este caso los problemas se pueden dar debidos a una obstrucción de los tubos que deben alimentar al mismo de agua (bien sea esa obstrucción por cumulo de suciedad o atasco o bien sea por estar doblados y por tanto tener estrangulado el paso de agua) o también puede ser debido a una rotura o daño de la válvula de entrada de agua al aparato.

Avería 6: No disuelve las pastillas

Y, para finalizar con las averías de un lavavajillas más habituales, decir que el último de los casos a exponer es el del lavavajillas que deja de disolver correctamente las pastillas que se le ponen en su interior, pastillas que deben actuar a modo de detergente).

El problema de las pastillas de detergente de lavavajillas que no son bien admitidas por el sistema y por tanto que no son bien disueltas por el mismo puede tener múltiples causas:

  1. Mal flujo del agua de las aspas hacia las pastillas.
  2. Cajetines de pastillas dañados.
  3. Cajetines húmedos en el momento de poner la pastilla (algunos de estos supuestos no serían tanto averías como tareas de mantenimiento pero resultan interesantes de mencionar).

averías frecuentes pastillas no se disuelven

Las averías más comunes del lavavajillas
5 (100%) 7 votos