Cómo limpiar un horno

aprende a limpiar el horno con métodos naturales

El horno es uno de los electrodomésticos esenciales de cualquier hogar y mantener una adecuada limpieza e higiene de este es indispensable, y resulta indispensable tanto por la propia seguridad alimentaria y personal de lo que en el mismo se cocina, cómo por cuestiones de buenas costumbres evidentes, así como, incluso, para que el mismo tenga un buen mantenimiento y poder optimizar su tiempo de uso y alargar su vida útil, así saber cómo limpiar un horno resulta imprescindible.

Cuando un horno debe de ser limpiado deben de seguirse unos consejos generales que pueden ayudar y es que la misma resulta suficientemente importante como para hacer que se mantenga un adecuado mantenimiento de este, por ello y para ello existen algunas recomendaciones básicas que se deben tomar en consideración para limpiar el horno.

Caminos para limpiar horno adecuadamente

La limpieza de un horno debe cumplir algunos principios básicos: la misma no debe de ser nociva para la salud, la misma no debe de ser abrasiva ni invasiva para el electrodoméstico, debe de ser lo más respetuosa posible con el medio ambiente y debe de resultar lo más fácil de aplicar posible.

Para lograr limpiar horno bien y que cumpla con todas las premisas anteriores existen distinto tipo de soluciones, muchas de ellas del ámbito comercial (aunque no todas ellas, ni mucho menos, cumplen con todos los requisitos anteriormente mencionados), pero sin lugar a duda si se quieren soluciones que cumplan de cabo a rabo todos y cada uno de los principios básicos anteriormente mencionados debemos dirigirnos a aquellos métodos de limpieza natural que podemos aplicar a nuestro horno.

Con este tipo de soluciones naturales se logrará una limpieza efectiva que será capaz de dejar al mismo reluciente, así como libre de indeseados microrganismos y de otros elementos deseados, la aplicación de todo ello no supondrá ningún riesgo para la salud humana ni durante ni después de su aplicación, nada de ello resultará dañino para las piezas del horno y, por supuesto, su aplicación no resultará nada costosa ni difícil.

Por supuesto, las soluciones de limpiado natural también son soluciones muy respetuosas con el medio ambiente y proporcionan un alto grado de limpieza de suciedad en general y de grasa en particular.

Soluciones naturales para la limpieza de un horno

Una de las primeras soluciones para limpiar el horno muy sucio de forma natural pasa por la sal, sí, sí, por la sal, y es que, aunque a muchas personas se les pueda hacer extraño que con la sal se pueda llegar a limpiar todo un horno la verdad es que es una excelente solución para hacerlo. Vamos a ver a continuación como se puede aplicar la sal para limpiar un horno.

deja tu horno limpio con este articulo

Sal y agua

En primer lugar, se deberá realizar una mezcla que incluya medio litro de agua con un cuarto de kilo de sal, todo ello se deberá mezclar dentro de un cuenco cualquiera y luego con un trapo o con una esponja será el momento de extender por todas las paredes del horno, por todo el interior, del horno, el conjunto de la mezcla.

Es importante pasar la mezcla anterior por todo el horno y hacer hincapié en las zonas donde exista especial suciedad acumulada, donde existan manchas que resultan rebeldes o salpicaduras que resultan difíciles de eliminar.

Una vez se ha puesto la mezcla en todas las paredes y en todas las partes del interior del horno es momento de dejar actuar la mezcla durante al menos un cuarto de hora, aunque si se deja unos veinte minutos tampoco sucede nada. Después de eso es importante aclarar todo lo que se había puesto con una esponja que está humedecida en agua.

Después de poner la sal y de haber eliminado la misma es normal que se note un olor diferente al normal, que no ofrezca olor a limpio. Para eliminar estos olores indeseados se deberá aplicar otra mezcla de medio litro de vinagre de vino blanco con otro cuarto de kilo de sal se deberá dejar diluir por completo la mezcla para, entonces, colocarla en un pulverizador cualquiera y realizar un rociado de esta por las partes del horno para dejarlo actuar nuevamente unos minutos y después volver a aclarar con el mismo método de agua humedecida en una esponja.

Limón

Otro método de limpiar horno por dentro de una forma natural pasa por el uso del limón, el limón es otro de los grandes elementos con el cual se puede efectuar una buena limpieza de un horno y para ello deberemos seguir el siguiente procedimiento:

En primer lugar, de deberán cortar por la mitad dos limones y exprimirlos, con el zumo del limón obtenido se deberá depositar este dentro de una cazuela o de cualquier otro recipiente que resulte apto para ir dentro del horno y se deberá encender el mismo a una temperatura de doscientos cincuenta grados y se deberá dejar actuar la mezcla durante unos 30 minutos.

una manera de limpiar el horno muy sucio es con limon

Una vez finalizado el proceso de 30 minutos dentro del horno del limón simplemente será el momento de retirar el recipiente con el limón de dentro del horno y pasar un paño para limpiar las paredes de este. En esta ocasión el horno habrá quedado perfectamente limpio y además se habrá obtenido un agradable y fresco aroma a limón.

Vinagre de vino blanco y bicarbonato

Luego, otra solución para limpiar el horno pasa por el vinagre, esta es una de las soluciones más conocidas y es sin duda es una solución muy efectiva y, más aún si la misma se potencia con el poder del bicarbonato de sodio. A continuación, veremos como la conjunción del vinagre con el bicarbonato de sodio pueden dejar cualquier horno extraordinariamente limpio.

Para ver toda la efectividad del vinagre y del bicarbonato se deberá realizar una mezcla del primero con el segundo, concretamente se deberá realizar una mezcla dentro de un recipiente para pulverizar de vinagra de sidra de manzana con bicarbonato de sodio.

Una vez efectuada la mezcla anterior y depositada la misma dentro de un pulverizador lo que corresponde es rociar todas las paredes del horno, cerrar el mismo y encenderlo durante diez minutos a una temperatura de ciento veinte grados.

Una vez realizado el paso anterior (y siempre dejando que el horno se enfríe pues de no ser así correremos el grave riesgo de quemarnos) será el momento de mediante una esponja bien humedecida limpiar el exceso de grasa que persista en el interior del horno.

Además de la mezcla anteriormente mencionada, el bicarbonato de sodio también puede servir como una opción para limpiar horno a fondo por sí mismo, sin necesidad de mezclarlo con otros elementos para potenciar su efectividad.

Para limpiar un horno meramente con bicarbonato de sodio tan sólo será necesario mezclarlo con agua y ponerlo dentro de un pulverizador para ser rociado por todas las paredes del horno para luego retirar la grasa por una esponja humedecida. Este proceso puede hacerse por ejemplo rociando el bicarbonato por la noche al ir a dormir y al despertar, por la mañana, eliminar los restos con la esponja humedecida.

Bicarbonato y agua

Una variable de lo anterior se encuentra en el formar una especie de pasta con agua y bicarbonato de sodio, una vez realizada la misma está se puede extender por las paredes del horno mediante un paño cualquiera y después de dejarla actuar durante un mínimo de dos horas se puede retirar la misma una vez más con una esponja humedecida.

Sistema de auto-limpiado

Para los hornos que cuentan con sistema de auto-limpiado propio existen distintas recomendaciones para limpiar un horno eléctrico, los mismos están preparados para dejar el horno limpio sin dejar restos, pero eso no significa que no necesiten de un mantenimiento.

El mantenimiento de los hornos que cuentan con sistema de auto-limpiado tiene un sistema bastante común a todos ellos, y el mismo pasa por unos pasos básicos que queremos y debemos mencionar:

En primer lugar, será necesario quitar todas las rejillas de las que disponga el horno y realizar una limpieza de éstas con cualquier detergente y agua con el que se lava a mano la vajilla, después de limpiar bien todas las rejillas las mismas deberán dejarse escurrir.

Con las rejillas quitadas el modo de limpiar el horno que se limpia por sí mismo se deberá encender el modo de auto-limpieza que incorpore el horno en cuestión, se deberá cerrar el horno y el mismo deberá encenderse a la temperatura recomendada por el fabricante, una temperatura que en casi todos los supuestos deberá superar holgadamente cifras muy altas comunes en cualquier horno en un proceso de cocinado cualquiera.

Una vez el horno haya finalizado su proceso de limpieza propio deberá dejarse enfriar el mismo para, posteriormente, hacer una retirada de las cenizas que hayan quedado acumuladas (no debemos olvidar que el sistema de estos hornos se basa en calentarse de tal modo que se desintegren en cenizas todos los restos de comida y demás que puedan existir).

Finalmente, simplemente deberá pasarse un trapo cualquiera para limpiar la puerta del horno en su parte interior, para ello se podrá utilizar simplemente agua, aunque mejor si se incorpora algo de desengrasante.

Cómo limpiar un horno
4.6 (92.73%) 11 votos